El fiscal pide 39 años y medio de cárcel para diez acusados de traficar con droga en Mieres y en Oviedo

OVIEDO, 22 (EUROPA PRESS) El fiscal especial antidroga, José Perals, solicita una suma de 39 años y seis meses de prisión para diez acusados de traficar con droga, principalmente en las localidades de Mieres y Oviedo, según el escrito de calificación al que ha tenido acceso Europa Press. El juicio se celebrará los días 1 y 2 de abril en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Oviedo. Según el fiscal desde primavera del año 2006 el acusado Héctor G. R. y Damián D. G. se venían dedicando a la venta de sustancias estupefacientes, principalmente en Mieres y en Oviedo. A partir de Semana Santa de ese año la relación entre ambos se distanció, pasando Damián D. G. a relacionarse para el tráfico de drogas con Miguel R. V., que estudiaba en Salamanca, aunque era vecino de Mieres, trasladándose los fines de semana a esta localidad, y siendo éste el que le suministraba la droga a Damián. Damián además de pagarle la droga que adquiría a Miguel en mano, también le enviaba dinero a través de giros postales, en concreto, en los días 17 de marzo, 1 y 3 de abril y 16 de mayo de 2006, los importes de 1.000 euros, 600euros, 900 euros y 880 euros, respectivamente. Entre las personas que le adquirían droga a Damián para, a su vez, revenderla a terceras personas se encontraba Sergio M. C. El día 24 de mayo de 2006 los agentes de la Guardia Civil vigilaron la entrega de pastillas de éxtasis que iba a hacer Damián D. G. a Sergio M. C. en la localidad de Mieres, siendo interceptados y detenidos cuando Damián entregaba a Sergio una bolsa conteniendo pastillas de éxtasis (MDMA) tipo 'Mitsubishi'. A su vez en un vehículo ocupado por Damián D. G. había otros dos envoltorios de plástico con pastillas del mismo tipo, que también iba a entregar a Sergio. En total, eran 498 pastillas de MDMA y MDEA (éxtasis) tipo 'Mitsubishi', con un peso neto total de 121,83 gramos y valorados en 4.875,42 euros. A Damián se le ocuparon además 365 euros y 2,35 gramos de cocaína con una riqueza en cocaína. Entre las personas que también le suministraban droga a Damián D. G. se encontraba Ignacio M. Á., quien el día 23 de mayo de 2006 le llevó a su domicilio 3.500 gramos de hachís. Como consecuencia de ello en la mañana del día 25 de mayo de 2006 la Guardia Civil detuvo a Ignacio M. Á. Se le ocupó en ese momento 634 euros. Ese mismo día los agentes detuvieron también a Héctor G. R., ocupándole 14.000 euros. Así mismo, con el dinero procedente del tráfico de drogas había adquirido una motocicleta. Practicada entrada y registro, en casa de Damián D. G., la Guardia Civil halló 3.636 gramos de hachís y 68,72 gramos de cocaína valorados en 4.345,40 euros. Además, se le aprehendieron 200 pastillas de MDMA y MDEA (éxtasis) tipo 'Mitsubishi', con un peso neto total de 48,83 gramos valorados en 1.958 euros. El día 26 de mayo de 2006 se detuvo a Miguel R. V. y practicada entrada y registro en su casa de Salamanca, trece bolsas de marihuana, con 26,73 gramos , así como 1,5 gramos de MDMA. Como consecuencia de las anteriores detenciones se realizaron investigaciones averiguándose que entre los compradores de sustancias estupefacientes de Miguel R. V. se encontraba el acusado Iago L. D., quien a su vez la revendía a terceras personas. Así mismo le compraba cocaína a Miguel R. V. el acusado Álvaro V. F., quien residía en el mismo piso de estudiantes que el anterior en la ciudad de Salamanca. A su vez, esta persona en ocasiones se trasladaba a Madrid y adquiría una placa de hachís de 200 gramos por el precio de 300 euros y después la revendía a terceros en la ciudad de Salamanca. Entre las personas que traficaban con droga y se relacionaban con Damián Díaz González, se encontraba Amaro S. G. . Por su parte, en el domicilio de Yolanda A. G., en Mieres, que el acusado utilizaba como escondite de la droga, se hallaron varios gramos de cocaína valorada en 886,58 euros y hachís valorado en 23,25 euros. Igualmente le adquiría hachís a Damián, Ramón G. M., quien a su vez la revendía a terceras personas. Toda la droga la poseían los acusados con la finalidad de destinarla a terceras personas y el dinero y efectos ocupados eran producto de las ganancias derivadas del tráfico de drogas. Por ello el fiscal procede a imponer a Héctor G. R., la pena de un año y seis meses de prisión. A Damián D. G., pena de siete años de prisión. A Sergio M. C., pena de seis años. A Ignacio M. Á., pena de tres años y seis meses. A Miguel R. V., pena de cinco años. A Iago L. D., pena de cuatro años de prisión. A Diego M. F., pena de un año y tres meses. A Álvaro V. F., pena de un año y dos meses. A Amaro S. G., pena de seis años; y para Ramón G. M., pena de un año y nueve meses de prisión.