El fiscal pide 4 años para un presunto narco imputado en el caso 'Ballena Blanca' que estaba fugado

MÁLAGA, 22 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía Anticorrupción ha realizado acusación contra un presunto narco imputado en el caso 'Ballena Blanca', que estaba fugado y fue detenido el pasado mes de marzo, para el que solicita inicialmente una pena de cuatro años de cárcel por un delito continuado de blanqueo de capitales. Así, en el escrito, se pide la apertura de juicio oral contra él ante la Audiencia.

Este imputado, Sophiane H., nacido en Francia, fue condenado allí a ocho años de prisión en 1999 por tráfico de drogas y, tras evadirse de prisión, fue detenido en España tras un tiroteo con agentes de Policía. También fue detenido en relación a otro caso de tráfico de drogas que se investiga en otro juzgado marbellí, según indica el fiscal.

El imputado, considerado el supuesto dirigente de una organización de tráfico de estupefacientes que actuaba en España, Francia y Marruecos, estaba en paradero desconocido y tenía en vigor desde julio de 2007 una orden de busca y captura internacional cuando fue detenido el 4 de marzo de este año en la localidad malagueña de Marbella. En el registro de un ático donde residía se encontraron 209.940 euros.

Según las conclusiones provisionales de la Fiscalía, a las que tuvo acceso Europa Press, era uno de los clientes, "vinculado con actividades delictivas graves", que utilizaron los servicios ofrecidos por el abogado Fernando del Valle, con despacho en Marbella y sobre el que gira la investigación del caso 'Ballena Blanca', contra el blanqueo de capital, del que se ha encargado el Juzgado de Instrucción número 5 marbellí.

El escrito reproduce argumentos expuestos ya en la calificación hecha contra el resto de acusado y señala que a raíz de una comisión rogatoria internacional de las autoridades francesas se supo que Sophiane H. estaba siendo investigado en ese país por su presunta relación con un delito de tráfico de drogas a gran escala, condición de "narcotraficante" que era "perfectamente conocida" por Del Valle y por sus colaboradores.

El fiscal considera que para ocultar su dinero y su verdadera titularidad "se valió del entramado societario que el acusado Fernando del Valle diseñó al efecto, siendo plenamente consciente del origen ilícito de los fondos a invertir, prestando la colaboración necesaria para ocultar la identidad de su dueño y de su origen ilegal".

Para ello, explica el ministerio público, se dispuso el uso de testaferros en las empresas, principalmente de su suegro, que estuvo imputado en esta causa, pero que falleció; así como de su cuñado y de su esposa, que está en paradero desconocido, al igual que uno de sus hermanos.

Según la acusación, el importe de fondos y bienes que habrían sido blanqueado por el despacho de Del Valle se estima en la cifra de 1,5 millones de euros. Además de los cuatro años de prisión, se solicita el pago de una multa de tres millones de euros.

CONSTITUCIÓN DE EMPRESAS

En el despacho de Del Valle se creó, respecto a los hermanos de este acusado, una cuenta con el nombre del apellido de la familia donde se realizan las provisiones de fondo para hacerse con dos corporaciones de Delaware, que servirían, según manifiesta el fiscal, para constituir otras dos sociedades españolas "con las que se canalizan las inversiones familiares en España".

Asimismo, el acusado ordenó a Fernando Del Valle que vendiera un apartamento en Marbella por una cantidad de dinero, que parte iría al despacho del también abogado en Marbella, Rafael Cruz Conde, principal imputado en el caso 'Hidalgo', relata la Fiscalía.