El juez decreta prisión incondicional para el narcotraficante Manuel Dorado, su hija y un tercer cabecilla de la red

La investigación realizada por blanqueo de dinero permitió desmantelar la principal red internacional de narcotráfico

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, Fernando Grande Marlaska, decretó hoy prisión incondicional para el narcotraficante arousano Marcial Dorado, que lideraba una red internacional de narcotráfico considerada la más importante de Galicia, la hija de éste y un tercer cabecilla de la red, Eduardo M., según informaron fuentes jurídicas a Europa Press.

Tras tomarles declaración en la Audiencia Nacional, el juez les acusó de los delitos de blanqueo de dinero procedente del tráfico de drogas y contra la Hacienda pública.

Además, el magistrado dejó en libertad, con la obligación de comparecencias quincenales, a Benigno V. Los otros siete detenidos en el marco de esta operación prestarán declaración ante Grande-Marlaska en los próximos días.

La operación se inició el pasado 30 de marzo y finalizó hoy con la detención de un total de diez personas, entre ellas el citado narco. Durante la misma, se ha procedido a realizar diez registros domiciliarios y el embargo de cuentas bancarias por valor de tres millones de euros y propiedades por valor de otros 12 millones, así como dos yates (entre ellos el 'Oratus' amarrado en Ibiza) y ocho vehículos de lujo.

Los registros se efectuaron, según informó la Agencia Tributaria, en la sede central del "emporio empresarial" de Marcial Dorado en Vilagarcía de Arousa, así como en A Illa de Arousa, Pontevedra, Sevilla y Madrid.

En ellos, los agentes intervinieron documentación "muy importante" en relación con la trama investigada. Todo el material está siendo objeto de análisis por parte de funcionarios de Vigilancia Aduanera especializados en la investigación de blanqueo de dinero.

'SOUTH SEA'

Las investigaciones se iniciaron tras la detención de Marcial Dorado Baulde por su supuesta participación en un transporte de cocaína intervenido el día 13 de octubre de 2003 en el buque 'South Sea'.

De hecho, Dorado ya declaró el pasado mes de febrero en la Audiencia Nacional en el juicio contra 29 acusados en la denominada 'Operación Retro', que destapó un alijo de 283 fardos de cocaína con un peso bruto de 6.640 kilos y que llegó a la costa gallega a bordo de la embarcación 'South Sea'.

Para el traslado de los más de 6.600 kilos de cocaína a España esta red compró la embarcación 'Nautillus' a Dorado, que, según el escrito del fiscal, conocía el uso que se iba a dar a la misma e incluso puso dinero para la empresa. Sin embargo, Dorado negó durante el juicio todos estos hechos.

Las investigaciones se centraron en el estudio de la estructura económico financiera de la organización, que disponía de ramificaciones en Suiza, Islas Vírgenes, Liechtenstein, Andorra, Belice, Bahamas, Portugal y Marruecos.

Los agentes obtuvieron información sobre los patrimonios y activos financieros existentes en los paraísos fiscales, así como de las personas que, en calidad de testaferros o gerentes de patrimonio, actuaban por cuenta y encargo de la organización.

COORDINACIÓN INTERNCIONAL

La Agencia Tributaria resaltó como el aspecto de mayor relieve en la investigación la necesidad de coordinar las actuaciones, tanto policiales como judiciales, con diferentes países, entre los que se hallaban algunos que tienen la consideración de paraíso fiscal.

De este modo, la 'operación Dourado' es el resultado de las investigaciones realizadas desde el año 2004 por un grupo de trabajo de la delegación especial de la Agencia Tributaria en Galicia. Las mismas fuentes incidieron en que esta investigación supone "un ejemplo más" del trabajo orientado a acabar con las estructuras de blanqueo de dinero procedente de actividades relacionadas con el tráfico de drogas.

La investigación se ha llevado a cabo en colaboración con la Policía Federal de Berna, en Suiza; la Policía Judicial de Lisboa, en Portugal; el Tribunal Federal de Ginebra, en Suiza; así como las fiscalías de Berna y Lisboa.

Marcial Dorado ya cumplió una pena de dos años y cinco meses en prisión por un delito de cohecho, al considerar el Tribunal Supremo probado que entregó diferentes cantidades de dinero a dos miembros de la Guardia Civil para que le ayudasen a introducir tabaco en España eludiendo la vigilancia aduanera.