El vicepresidente dice que la vida de Morales y el propio Estado siguen en riesgo

  • La Paz, 19 abr (EFE).- El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, afirmó hoy que la vida del presidente Evo Morales y el propio Estado siguen en riesgo por la banda terrorista que preparaba un magnicidio y que fue descubierta esta semana en Santa Cruz (este).

El vicepresidente dice que la vida de Morales y el propio Estado siguen en riesgo

El vicepresidente dice que la vida de Morales y el propio Estado siguen en riesgo

La Paz, 19 abr (EFE).- El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, afirmó hoy que la vida del presidente Evo Morales y el propio Estado siguen en riesgo por la banda terrorista que preparaba un magnicidio y que fue descubierta esta semana en Santa Cruz (este).

"La vida del presidente Evo (Morales) ha estado y sigue en riesgo", dijo García Linera, al informar en la televisión estatal sobre la operación policial antiterrorista en la que murieron tres supuestos sicarios internacionales y otros dos fueron detenidos.

El vicepresidente incluso llegó a afirmar que es "la seguridad y la unidad del Estado y la vida de los bolivianos" sigue en riesgo por una trama de la que "ha salido a la luz pública apenas el 10 por ciento o un poco menos".

En la intervención policial en un hotel de Santa Cruz, fueron abatidos el rumano Magyarosi Arpak, el irlandés Dwayer Michael Martin y el boliviano Eduardo Rózsa Flores, además de aprehendidos el boliviano-croata Mario Tadic Astorga y al húngaro Elöd Tóaso.

Los cinco, presuntamente, formaban parte de una banda que, según García Linera, planeaba matar al presidente y otros miembros del gabinete de Morales, incluido el propio vicepresidente.

Señaló que detrás de los mercenarios hay un cerebro boliviano que tenía por "objetivo final o la toma del poder violenta o algún tipo de fragmentación regional", a través de generar una "ola de violencia y descontrol general", antes de formar "grupos armados".

"Hay que llegar de los tentáculos, a la cabeza", dijo el vicepresidente, quien no quiso aventurar identidades de los responsables, aunque sí apuntó a "una derecha derrotada políticamente que no confía en la vía democrática para cambiar el poder".

"Estos señores son apenas la parte operativa. Ellos no son los que iban a tomar el poder o quieren provocar desestabilización", agregó al tiempo que llamó a la Fiscalía a descubrir a los autores intelectuales y financiadores de la operación.

El vicepresidente señaló que algunos de los "los cabecillas y los ideólogos" aparecen "en las páginas sociales de los periódicos", en aparente alusión a miembros de las clases acomodadas del país.

Desde la oposición se han vertido dudas sobre los supuestos planes de magnicidio y se ha criticado lo que ha sido considerado un intento de "politizar" un asunto que algunos han calificado de "show" y "montaje".

"Esas son unas declaraciones muy irresponsables que no toman en cuenta que eran los cruceños los que estaban en peligro", respondió el vicepresidente.

García Linera además señaló que esas dudas de la oposición le hacen "sospechar" y anunció que con la documentación incautada en la operación y la declaración de los dos detenidos "van a comenzar a aparecer indicios".

"Los hemos pescado preparando sus barbaridades. Eso no lo pueden digerir, no lo pueden procesar y salen con la respuesta rabiosa. Esto es terrorismo, no nos vengan con la cantaleta del narcotráfico", dijo.