Empresas controladas por el narco Marcial Dorado construyeron embarcaciones de forma clandestina para tráfico de drogas

Grande Marlaska considera que la hija de Dorado "ha colaborado estrechamente" y "sabía" que su padre realizaba "negocios ficticios"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 (EUROPA PRESS)

Empresas controladas por el narcotraficante gallego Marcial Dorado Baúlde, detenido junto a otras nueve personas de una red internacional de narcotráfico dirigida por él, construyeron diversas embarcaciones "de forma clandestina" para su utilización en operaciones de tráfico de droga.

Así consta en el auto del titular del Juzgado de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, Fernando Grande Marlaska, al que tuvo acceso Europa Press, en el que señala que Marcial Dorado desde la década de los 90 constituyó "una importante red de sociedades", algunas de ellas en paraísos fiscales, y todas ellas con cuentas abiertas en Suiza.

En España, según el citado auto judicial, destaca la empresa considerada "buque insignia" del narcotraficante arousano, Programallo S.A., a través de la cual, "con el fin de aflorar las ganancias ilícitas, "se adquieren diversos bienes inmuebles". En concreto, entre junio de 1998 y el mismo mes de 2003, se constatan ocho préstamos a favor de Programallo por una cantidad aproximada de 21 millones de euros.

El matrimonio José Manuel Sánchez Zabala-Sara Sánchez se encarga de la sociedad cabecera de la organización de Dorado, fijando el domicilio de Programallo S.A. en Málaga, pero el centro gestión efectivo de la sociedad es el domicilio de Sevilla de Sánchez y Zabala.

Además, el auto del juez pone de manifiesto que los hijos del narcotraficante, María Dorado Fariña y Marcial Dorado Fariña, se encargaron de la producción de vino y gestión de la sociedad Quinta do Feital, Sociedad Agrícola y Turismo, respectivamente. Lidia Dorado Fariña es socia de esta empresa y Otilia Ramos, mujer de Marcial, secretaria.

A partir de 2004 con el bloqueo de cuentas bancarias en Suiza y Bahamas se acuerda en julio de ese año, como consecuencia de la detención de Marcial Dorado, Programallo, la empresa a través de la que la organización canalizaba y distribuía la mayor cantidad de dinero, "deja de ser operativa para inyectar efectivo a las otras sociedades del grupo".

VENTAS FICTICIAS

El auto de Grande Marlaska destaca que, entre otras operaciones, en 2007 materializaron a través del grupo la "venta ficticia" de una embarcación ('Hércules') por valor de 150.000 euros.

También resalta que la sociedad Global Taunt S.L. adquiere en 2006 38 fincas (por cuantías de 406.000 y 1.200.000 euros) y otra por 24.000 euros, lo que suma una cuantía de 1.630.000 euros. El juez recalca que esta sociedad, cuyo objeto social es el asesoramiento en materia económica contable y financiera, "tiene una actividad eminentemente inmobiliaria".

Grande Marlaska sostiene que, a pesar de que Marcial Dorado ha colocado a terceras personas en los cargos sociales de sus sociedades, "siempre ha conservado el control" sobre las mismas "dictando las directrices a seguir". Así, su hija María Dorado Fariña, una vez nombrada administradora única de Programallo S.A. "confiere a su padre un poder sobre la sociedad tan amplio y bastante como en derecho sea necesario".

Por todo ello, el juez considera que María Dorado "ha colaborado estrechamente" con su padre en la gestión de los negocios familiares y es conocedora de que estos negocios "son deficitarios" y de que la finalidad del entramado societario "es el favorecer el aflojamiento del dinero presuntamente ilícito que se halla en Suiza".

También el magistrado de la Audiencia Nacional considera que "sabía" de la existencia de las sociedades 'off shore' creadas en Suiza y de la finalidad de las mismas y que llevaba a cabo "negocios ficticios" en el tráfico jurídico con la finalidad de "ocultar la verdadera naturaleza".

PRISIÓN

Por todo ello, el juez decretó ayer prisión incondicional para Marcial Dorado, que lideraba una red internacional de narcotráfico desmantelada y considerada la más importante de Galicia, la hija de éste y un tercer cabecilla de la red, Eduardo M.,tras tomarles declaración en la Audiencia Nacional, por los delitos de blanqueo de dinero procedente del tráfico de drogas y contra la Hacienda pública.

Asimismo, el día 1 de abril dictó otro auto similar por el que ingresaron en prisión José Miguel T., Sara Sánchez, José Manuel Sánchez Zabala, Félix P., Ángel R. y Alberto T.