Forgione sostiene que hay que combatir a la mafia en sus negocios

  • Madrid, 17 feb (EFE).- El experto italiano Francesco Forgione advirtió hoy en Madrid de la amenaza mundial que supone la Ndrangheta (la mafia calabresa), que definió como la "menos conocida" pero la "más fuerte y peligrosa" del mundo, a la que hay que combatir atacando su verdadera fuerza: la riqueza.

Forgione sostiene que hay que combatir a la mafia en sus negocios

Forgione sostiene que hay que combatir a la mafia en sus negocios

Madrid, 17 feb (EFE).- El experto italiano Francesco Forgione advirtió hoy en Madrid de la amenaza mundial que supone la Ndrangheta (la mafia calabresa), que definió como la "menos conocida" pero la "más fuerte y peligrosa" del mundo, a la que hay que combatir atacando su verdadera fuerza: la riqueza.

Forgione presenta hoy y este miércoles en Madrid su libro "Ndrangheta. La mafia menos conocida y más peligrosa del planeta", el primer informe de la mafia calabresa fruto de la Comisión Parlamentaria Antimafia de Italia, que él presidió.

El libro da nombres de todos los jefes y mafias, los mapas de la presencia criminal en Calabria y de sus ramificaciones en el norte de Italia y otros países, a la vez que describe su estrategia de negocios legales, sus relaciones con la política y el mundo empresarial y los circuitos internacionales de blanqueo de dinero.

Convertida en la mafia que controla el narcotráfico internacional en Europa, Forgione cree que la Ndrangheta es la "gran desconocida" de las mafias ya que permanece "oculta, sumergida y discreta".

La primera vez que "sale a flote", recuerda en una entrevista con Efe en Madrid, es en la masacre de Duisburgo (oeste de Alemania) en agosto de 2007, cuando fueron asesinadas seis personas.

Entonces empezó a conocerse la mafia calabresa que, según el experto, controla "todas las puertas de entrada de la cocaína en Europa", tanto la que procede de Colombia, Ecuador o México, como la de África, ya que el narcotráfico es su principal actividad.

Pero no la única. La mafia calabresa, según explica, está en permanente evolución, como lo prueba su introducción en la inmigración ilegal.

Asegura que la Ndrangheta, y las mafias en general, han sabido adaptarse a la globalización y que, más allá de sus manifestaciones más sanguinarias, se han convertido en auténticos "holdings económico-financieros criminales", terreno en el que deben ser "perseguidas, combatidas y derrotadas" por los gobiernos.

Una riqueza que es necesario arrebatar para que dejen de tener poder. "Si lo hacemos sólo desde los tribunales, no se consigue nada", dice.

Forgione, que vive bajo escolta policial por su permanente denuncia, avisa de que España debe "tener cuidado" por la presencia de la mafia, ya que se ha convertido en el "centro de las rutas de la cocaína" que llega a Europa desde Colombia y Ecuador y en "centro de almacenaje y distribución".

De hecho, recuerda, en los últimos años se han detenido numerosos jefes mafiosos en España, que habían situado la Costa del Sol o las islas Canarias como punto de inversión inmobiliario y turístico.

"España debe ser consciente de este peligro, y también Europa, ya que las mafias no son un problema italiano, sino global", dijo, para recomendar una "respuesta europea jurídica y penal unificada".

Aboga también por un sistema de investigación conjunta y global y destaca la importancia de que Europa cuente entre sus delitos con el de asociación mafiosa, que sí existe en Italia.

Forgione documenta en el libro las relaciones entre prófugos de la Ndrangheta en territorio español y los miembros de la banda terrorista ETA, con la que "intercambian favores en forma de partidas de armas y de droga gracias a la mediación de los cárteles colombianos del narcotráfico".

Una "fuerza criminal con gran poder desde el punto de vista económico, político y militar". Así ve el autor a la Ndrangheta, que fue incluida por Estados Unidos entre las diez organizaciones criminales mafiosas más peligrosas del mundo.

Francisco Forgione también avisa de que, ante la actual crisis económica y financiera, las mafias salen "absolutamente beneficiadas" ya que ellas sí cuentan con liquidez.

El riesgo, según el autor, es que las mafias pasen de invertir en sectores como el inmobiliario o el turismo a otros estratégicos.

En este sentido, recuerda que la ONU asegura que el 5 por ciento del PIB global es "capital de la mafia".

La facturación de las mafias en Italia alcanza entre 120.000 y 150.000 millones de euros (unos 60.000 millones la Ndrangheta), de los que sólo el 30 por ciento aproximadamente se reinvierte en actividades criminales clásicas y el resto, denuncia Forgione, se disemina por la economía legal.

"Los gobiernos deben de ser conscientes que tienen enfrente a holdings económicos-financieros criminales", añade.