Fugado el joven acusado de narcotráfico puesto en libertad tras el robo de la droga en la Jefatura de Blas Infante (Sevilla)

SEVILLA, 2 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Provincial de Sevilla se ha visto obligada hoy a suspender el juicio de uno de los procesos afectados por el robo de 100 kilogramos de estupefacientes de la Jefatura de Policía de Blas Infante porque el acusado no se ha presentado a la vista oral, de manera que ha tenido que ser puesto en busca y captura.

El juicio ha sido suspendido después de que el Ministerio Fiscal, a la vista de la incomparecencia del procesado, solicitara la puesta en busca y captura e inmediato ingreso en prisión para el procesado, cuyo letrado, por su parte, se ha opuesto a tal medida dado que su cliente no ha asistido al juicio "por causas racionales y de fuerza mayor".

Así las cosas, el juicio volverá a ser señalado una vez que aparezca el joven, que se encontraba en libertad porque un contraanálisis practicado a la cocaína que le intervino la Policía puso de manifiesto que tales sustancias habían sido cambiadas por harina, informaron a Europa Press fuentes del caso.

En la nueva vista, la defensa del individuo acusado de narcotráfico pedirá su absolución ante la falta de pruebas, dado que los contraanálisis practicados a la sustancia que le fue intervenida han puesto de manifiesto "extrañas" diferencias de pureza.

El acusado, para quien el fiscal solicita 12 años de cárcel, ingresó en prisión el 8 de febrero de 2008 después de que fuera detenido en el aeropuerto sevillano de San Pablo con cinco kilogramos de lo que, según un primer análisis, resultó ser cocaína con un 72% de pureza.

Así las cosas, un segundo análisis practicado por la Subdelegación del Gobierno a las sustancias depositadas en la Jefatura puso de manifiesto que la sustancia no era cocaína sino harina, de manera que el sospechoso fue puesto en libertad en diciembre entretanto se practicaban nuevas pruebas para esclarecer los hechos.

En ese sentido, el último contraanálisis que se ha hecho de la muestra de la droga que estaba en posesión de la Policía Científica ha determinado que la pureza de la cocaína intervenida en aquella operación es de un 37,5 por ciento, lo que, a juicio de la defensa del acusado, es algo incoherente porque la cocaína no pierde tanta pureza en menos de un año.

Por ello, la representación jurídica del imputado pedirá la absolución, pues sin las sustancias intervenidas, que pertenecen a uno de los lotes que desaparecieron de la Jefatura de Policía de Sevilla, no hay pruebas, ya que "se ha roto la cadena de custodia" de la supuesta droga, añadieron a Europa Press fuentes de la defensa.

Casi un año después de que la noticia saltara a los medios de comunicación, la Policía continúa trabajando para esclarecer la desaparición de 100 kilos de droga de unas dependencias usadas casi en exclusiva por la Unidad contra la Droga y el Crimen Organizado (Udyco) de Sevilla.

El robo de tales sustancias ha obligado ya a poner en libertad a supuestos narcotraficantes porque en el lugar de los alijos intervenidos a dichos sospechosos aparecieron sustancias de colores similares aunque no estupefacientes que habían sido puestas, previsiblemente, por los ladrones de la droga para no ser descubiertos.