Garzón envía a prisión al capo de la Camorra napolitana Raffaele Amato, detenido en Málaga el sábado

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón decretó hoy el ingreso en prisión provisional de uno de los jefes del grupo de los 'escisionistas' de Scampia, uno de los barrios de Nápoles, Raffaele Amato, detenido el pasado sábado en Málaga en una operación de las fuerzas de seguridad españolas en la que participó decisivamente la policía napolitana, informaron fuentes judiciales.

Garzón tomó declaración al detenido y le imputó la comisión de delitos de asesinato, extorsión y tráfico de drogas. Amato, de 44 años de edad, se encontraba en paradero desconocido desde 2006, cuando el Tribunal de Nápoles emitió una orden de prisión cautelar contra él por el delito de homicidio y está considerado por la Policía italiana como uno de los dirigentes más destacados de la Camorra napolitana.

Al parecer, el dirigente mafioso ya había estado en España tras huir en las Navidades de 2004, cuando las autoridades detuvieron a 67 personas relacionadas con la Camorra. Estas detenciones estaban directamente vinculadas con la rebelión de Amato contra su antiguo jefe, Ciro di Lauro, a quien había arrebatado el control del tráfico de droga de Scampia.

De vuelta en Italia, Amato había suscitado el descontento de los antiguos "piazzisti" o vendedores al tratar de sustituir a los hijos de Di Lauro por jóvenes de su confianza, lo que desencadenó una feroz reacción del capo. Finalmente se impuso la facción de Amato, que logró extender sus actividades por varios distritos de Nápoles.

Amato ya fue detenido en 2005 bajo las acusaciones de pertenencia a una asociación de tipo camorrista, homicidio y tráfico de estupefacientes, pero fue puesto en libertad por el Tribunal de Apelaciones al cumplirse el periodo de prisión impuesto, tras lo cual se perdió su rastro.