Juzgan a diez personas acusadas de pertenecer a una red de venta de drogas en La Loma (Jaén)

JAÉN, 12 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Provincial de Jaén acoge desde hoy un juicio contra diez personas acusadas de formar parte de un red dedicada al tráfico de sustancias estupefacientes en la comarca jiennense de La Loma, donde la droga supuestamente era introducida procedente de Madrid y a través de autobuses o coches de alquiler.

No obstante, en el juicio, la persona considerada como el 'cabecilla' de esta banda, Felipe R.H., sostuvo que todos se habían puesto de acuerdo en prisión para ir en contra suya y que él no participó en nada. Además, al preguntarle el fiscal por las conversaciones telefónicas grabadas en las que supuestamente habla de la droga este hombre sostuvo que a lo que se referían eran a relaciones comerciales con ropa y perfumes.

Igualmente sostuvo que la pistola que se incautó en su casa era únicamente "de adorno" y que la cocaína que se encontró en el piso no era suya, sino de otro de los acusados al que le había alquilado la habitación en la que estaba esa sustancia. En esta misma línea, afirmó que en la conversación grabada en la que indica que quiere viajar a Colombia no era por nada de droga pues quería ir allí para hacerse una liposucción, según dijo hoy.

A su vez, la única mujer acusada en este proceso y que supuestamente ayudaba a este hombre a la hora de localizar a los contactos para comprar cocaína en Madrid, la colombiana Sandra Milena G.R., declaró que de los acusados solo conoce a Felipe R.H. porque tuvieron una relación sentimental y recalcó que ella ni consume ni trafica con droga.

Sin embargo, otro de los procesados en esta causa tras ser sorprendido transportando la droga desde Madrid hasta Jaén, Walter S.R., subrayó que cuando fue detenido no sabía qué llevaba en el paquete, aunque sí tenía sospechas de lo que podía ser, y que se dirigía a la casa de Felipe R.H. "Le debía dinero y así le pagaba la deuda" que tenía contraída con él porque les pagó los villetes de avión para que llegaran a España su mujer e hija, según relató.

En términos parecidos se pronunció otro de los acusados de transportar la droga, Cristóbal G.J., quien insistió en que Felipe R.H. le "acosaba" para que hiciera esos viajes ya que también le debía dinero.

Frente a estos testimonios, otro procesado, Manuel M.M., explicó que conoce a Felipe R.H. de comprarle ropa e ir a "fiestas" y afirmó no reconocer su voz en las grabaciones en las que supuestamente conversa con Felipe R.H.