La Iglesia dice que la negativa de EE.UU. a frenar el flujo de armas agrava la violencia en México

  • Monterrey (México), 8 mar (EFE).- La incapacidad o negativa de Estados Unidos para frenar el flujo de armas "sofisticadas" a México ha incrementado el poder de los carteles de la droga para enfrentar a las autoridades y ha agravado los niveles de violencia en México, dijo hoy un representante del Vaticano.

La Iglesia dice que la negativa de EE.UU. a frenar el flujo de armas agrava la violencia en México

La Iglesia dice que la negativa de EE.UU. a frenar el flujo de armas agrava la violencia en México

Monterrey (México), 8 mar (EFE).- La incapacidad o negativa de Estados Unidos para frenar el flujo de armas "sofisticadas" a México ha incrementado el poder de los carteles de la droga para enfrentar a las autoridades y ha agravado los niveles de violencia en México, dijo hoy un representante del Vaticano.

El secretario del Pontificio Consejo de Pastoral de Agentes Sanitarios del Estado Vaticano, el cardenal mexicano Javier Lozano Barragán, habló hoy del problema de la violencia en América Latina en el marco del Congreso Mundial de Enfermeras que se desarrolla en Monterrey, capital del estado norteño de Nuevo León.

"Desgraciadamente tenemos el problema de un tráfico enorme, no diríamos del trafico de drogas, sino de armas", afirmó Lozano.

El funcionario del Vaticano dijo que la Iglesia tiene información de que "continuamente están pasando de Estados Unidos para el país contenedores llenos de armas sofisticadas".

En cambio las autoridades mexicanas "no tienen a veces con qué contrarrestarlas", enfatizó el representante del Vaticano.

Añadió que el origen del problema es la fuerte demanda de estupefacientes en Estados Unidos, por lo que advirtió que "si no se frena el consumo en el país del norte, seguirá habiendo la afluencia de drogas de Suramérica, Centroamérica y México hacia Estados Unidos y al revés, el comercio y flujo de armamentos sofisticados".

Lozano destacó que México se ha convertido en un trampolín para que la droga llegue a Estados Unidos, pero el problema es la "hondura de la piscina" donde se consumen los estupefacientes.

Durante los dos primeros años del Gobierno del Presidente Felipe Calderón, la Procuraduría General de la República ha decomisado a los cárteles de las drogas 20.082 armas.

De estas 10.763 son armas largas, en su mayoría fusiles de asalto AK-47 y AR-15, además 1.402 granadas y casi dos millones de cartuchos y municiones.

Los estados donde se han realizado los mayores decomisos son Sonora, Chihuahua, Tamaulipas, Michoacán, Jalisco, Veracruz y Chiapas.

México ha sido escenario en los últimos años de una guerra entre los carteles del narcotráfico y por el control de los mercados, la que ha dejado unos 9.300 muertos en el período del actual Gobierno que comenzó hace 27 meses.