La justicia guatemalteca condena a 4 mujeres por robar un niño para adopción ilegal

  • Guatemala, 18 abr (EFE).- Una Sala de Apelaciones de Guatemala declaró culpables a cuatro mujeres acusadas de robar a un bebé de 15 días de nacido para darlo en adopción ilegal y las condenó a penas de prisión que oscilan entre los 8 y 3 años, informaron hoy fuentes judiciales.

La justicia guatemalteca condena a 4 mujeres por robar un niño para adopción ilegal

La justicia guatemalteca condena a 4 mujeres por robar un niño para adopción ilegal

Guatemala, 18 abr (EFE).- Una Sala de Apelaciones de Guatemala declaró culpables a cuatro mujeres acusadas de robar a un bebé de 15 días de nacido para darlo en adopción ilegal y las condenó a penas de prisión que oscilan entre los 8 y 3 años, informaron hoy fuentes judiciales.

Un portavoz de la Corte Suprema de Justicia dijo a periodistas que la Sala Tercera de Apelaciones declaró culpables de los delitos de trata de personas a tres mujeres que en junio de 2007 arrebataron de los brazos de su madre a un recién nacido.

Las mujeres, que fueron condenadas a ocho años de prisión por ese delito, responden a los nombres de Ana María Barrutia, Mónica Contreras Barrutia y Mayra Fuentes.

"La Sala enmendó el fallo emitido anteriormente por el Tribunal Décimo de Sentencia, tras analizar el caso y determinar que sí existió el de trata de personas", precisó la fuente.

Una cuarta mujer, identificada como Clara Pérez Méndez, fue condenada a tres años de prisión por el delito de encubrimiento propio.

Las primeras tres mujeres, según la investigación judicial, participaron en el robo del menor, lo mantuvieron en cautiverio y realizaron los trámites para darlo en adopción ilegal.

Pérez Méndez fue condenada por haberse prestado a cuidar al bebé mientras permaneció secuestrado.

Tras una larga investigación en la que colaboró la Fundación Sobrevivientes, la cual asesoró a la madre del menor, el bebé fue hallado en una casa-cuna clandestina del norte de la capital guatemalteca, en donde fueron capturadas las cuatro mujeres.

Según la Defensoría de la Niñez y la Juventud de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), durante el primer semestre de 2007, cuando ocurrió este hecho, esa dependencia recibió 230 denuncias de robo de niños.

La Fiscalía General de la Nación señaló entonces que, según sus investigaciones, la mayoría de los niños robados eran utilizados para ser dados en adopción en el extranjero de forma ilegal por grupos dedicados a esta práctica.

En enero de 2008 cobró vigencia una Ley de Adopciones, la cual según expertos puso fin a un millonario negocio que se extendió durante varios años, y que hizo que Guatemala, en 2005, fuera considerado como el principal país del mundo en dar niños en adopción.