La oposición tiene "muchas dudas" sobre el caso de la banda desarticulada

  • La Paz, 17 abr (EFE).- La oposición de Bolivia dijo hoy que el caso de la banda terrorista que supuestamente planeaba atentar contra el presidente Evo Morales genera "muchas dudas" y acusó al Gobierno de querer politizar la investigación.

La Paz, 17 abr (EFE).- La oposición de Bolivia dijo hoy que el caso de la banda terrorista que supuestamente planeaba atentar contra el presidente Evo Morales genera "muchas dudas" y acusó al Gobierno de querer politizar la investigación.

El presidente del Senado, el opositor Óscar Ortiz, acusó al Gobierno de Morales de intentar "politizar" y "contaminar la investigación" sobre la anunciada desarticulación de una banda de "mercenarios" que pretendía matar a autoridades bolivianas.

"Creo que el intento burdo y grosero del presidente Evo Morales de simplemente utilizar este hecho contamina la investigación que se lleva y nuevamente nos lleva a un escenario de polarización en el país", afirmó Ortiz.

Desde el Gobierno, y con el presidente Evo Morales de viaje para asistir a la Cumbre de la ALBA en Venezuela y a la Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago, ninguna autoridad ha ampliado las informaciones ofrecidas este jueves.

Una fuente del Ministerio de Gobierno (Interior) dijo a Efe que ya se han hecho públicos todos los datos que este departamento pensaba aportar sobre la operación, cuya investigación está en manos de la Fiscalía y de la Policía.

En las filas del oficialismo, sólo algunos parlamentarios se han pronunciado sobre el caso para pedir "una profunda investigación" que lleve a "castigar (a los supuestos terroristas) con el rigor de la ley", como hizo el senador Ricardo Díaz.

La información oficial que existe hasta ahora es que la policía desarticuló el jueves en Santa Cruz (este) una banda terrorista internacional que planeaba matar a Morales y que estaba formada por un rumano, un húngaro, un irlandés y dos bolivianos.

En la intervención policial murieron el rumano Magyarosi Arpak, el irlandés Dwayer Michael Martin y el boliviano Eduardo Rózsa Flores. Además fueron detenidos el boliviano Mario Tadic Astorga y el húngaro Elöd Tóaso.

Los medios locales aseguran que Flores combatió en la guerra de los Balcanes, fue corresponsal de medios de comunicación internacionales, escribió libros y produjo e inspiró películas.

Según el periódico El Deber, Flores, hijo de padre húngaro, nació en Bolivia pero se exilió a los 12 años.

El diputado croata Branimir Glavas dijo a un rotativo de su país que recordaba muy bien a Rósza Flores, quien, dijo, llegó a Croacia oriental como periodista, pero pronto se convirtió en combatiente voluntario en el ejército croata.

"Fue un buen combatiente, aunque su pasado nunca resultaba muy claro. Para nosotros, siempre fue un enigma", comentó Glavas.

El Deber publica hoy fragmentos de una entrevista que hizo a Rósza en agosto de 2007, cuando confesó haberse sentido deslumbrado de joven por la figura de Ernesto "Che" Guevara y haber conocido al terrorista venezolano Ilich Ramírez Sánchez "El Chacal".

Desde Zagreb, el Ministerio de Exteriores de Croacia confirmó que Flores tiene la ciudadanía de ese país, como también Tadic, que permanece detenido en dependencias de la Fiscalía de La Paz.

Ante la afirmación del Gobierno de que uno de los supuestos terroristas muertos es irlandés, la Embajada de ese país en Argentina anunció que enviará a La Paz a un representante diplomático.

Fuentes del Ministerio irlandés de Asuntos Exteriores afirmaron que el "alto funcionario" viajará para interesarse por la identidad del supuesto terrorista.

La Interpol ofreció hoy desde París todo su apoyo a las autoridades policiales bolivianas para investigar esta supuesta trama que preparaba un magnicidio contra Morales.

"Interpol proporcionará el apoyo que sea necesario para apoyarles mientras prosiguen la investigación", declaró el secretario general de la organización policial internacional, Ronald K. Noble.

La Interpol, con sede en la ciudad francesa de Lyon, está dispuesta además a cotejar con sus bancos de datos la información de ADN o las huellas dactilares que se hayan podido recuperar durante la investigación del caso.

Desde Puerto España, sede de la V Cumbre de las Américas, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, condenó hoy el supuesto plan terrorista para atentar contra el presidente Morales, tras reunirse con el canciller boliviano, David Choquehuanca.

Insulza "condenó los atentados terroristas que sólo alteran la seguridad de la ciudadanía y buscan deteriorar la gobernabilidad democrática", señala un comunicado de la OEA.