La Policía cree que Buschi "tirará de su organización paramilitar" para esconderse tras su errónea puesta en libertad

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

La Policía Nacional cree que el agresor del empresario José Luis Moreno, Astrib Buschi, "tirará de su organización paramilitar" para esconderse tras su errónea puesta en libertad, aunque se ha abierto una investigación para tratar de ponerle a disposición judicial lo antes posible.

Así lo anunció hoy el jefe de la Unidad de Delincuencia y Crimen Organizado (UDYCO) de la Brigada Judicial de la Policía de Madrid, José Luis Conde, que precisamente participó en la operación de su detención, tras una rueda de prensa sobre la desarticulación de una red de blanqueo de capitales.

"Evidentemente, se abrirá una investigación para tratar de ponerle a disposición judicial, que es nuestra obligación", dijo Conde, aunque destacó que ignora si Buschi se dedicará a buscar ahora los posibles 'chivatos' u otros miembros de la banda que contribuyeron a su detención.

La Dirección General de la Policía y la Guardia Civil ya han abierto una investigación para esclarecer los hechos sobre la puesta en libertad por error del agresor de Moreno. Bushi, el supuesto líder de la banda a la que se atribuye el asalto a la vivienda del ventrílocua el 20 de diciembre de 2007, quedó en libertad el pasado jueves después de ir a declarar ante el Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Alcobendas el pasado martes 31 de marzo por su presunta participación en el robo de un chalet de La Moraleja.

Al día siguiente este Juzgado informó al centro penitenciario de la puesta en libertad de Astrid Buschi en relación al robo en el chalet de La Moraleja, y en los mismos términos lo hizo ante el Juzgado de Valdemoro.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) también ha abierto diligencias informativas nada más tener conocimiento de la puesta en libertad del presunto agresor de Moreno para el esclarecimiento de los hechos con el objeto de tomar las decisiones oportunas.

Según confirmaron a Europa Press fuentes de Instituciones Penitenciarias, Buschi no regresó a la prisión de Valdemoro a la que había sido trasladado unos días antes desde el centro penitenciario de Puerto 3, en Cádiz, donde se encontraba internado tras su detención en noviembre de 2008.

Las mismas fuentes explicaron que Bushi llegó a Madrid porque tenía que comparecer en un Juzgado de la capital y en otro de Alcobendas. Por ello, la Guardia Civil le condujo primero a uno de los Juzgados de la plaza de Castilla de Madrid y, después hasta Alcobendas, donde quedó bajo custodia policial.

Cuando Instituciones Penitenciarias constató que no estaba en prisión, pidió explicaciones y fue cuando recibió la notificación de que Buschi había quedado en libertad provisional pese a que tenía decretada la prisión provisional por el asalto a la vivienda del empresario en La Moraleja.