La policía desmantela una red de traficantes de armas e interviene 19 pistolas

  • Madrid, 27 may (EFE).- La Policía Nacional ha desmantelado una banda de traficantes de armas y de drogas en una operación en la que ha detenido a 23 personas en diferentes provincias, ha realizado ocho registros y ha intervenido 19 pistolas de procedencia turca listas para su venta en el mercado negro.

La policía desmantela una red de traficantes de armas e interviene 19 pistolas

La policía desmantela una red de traficantes de armas e interviene 19 pistolas

Madrid, 27 may (EFE).- La Policía Nacional ha desmantelado una banda de traficantes de armas y de drogas en una operación en la que ha detenido a 23 personas en diferentes provincias, ha realizado ocho registros y ha intervenido 19 pistolas de procedencia turca listas para su venta en el mercado negro.

En el dispositivo ha sido necesaria la colaboración del GEO (Grupo Especial de Operaciones) de la Policía Nacional, debido a la peligrosidad de los detenidos.

La red utilizaba un lavadero de coches, propiedad de uno de los detenidos, como "tapadera" del negocio.

Aprovechaban el túnel de lavado para hacer las transacciones e introducir las armas en los maleteros de los coches de los compradores mientras los limpiaban.

Según ha informado la Policía, a principios del año 2008, tras recibir varias informaciones desde Bulgaria, se tuvo conocimiento de que diferentes personas afincadas en Denia (Alicante) podían estar suministrando armas de fuego a grupos criminales asentados en la Comunidad Valenciana y otras zonas costeras.

Los agentes identificaron en Alicante a varios miembros de la organización y a otros integrantes de la red afincados en la Costa del Sol.

También en la provincia de Málaga, los investigadores dieron con el paradero del encargado de mediar entre los suministradores de las pistolas en Bulgaria y los compradores de estas armas en España, propietario del lavadero de vehículos y responsable además de otra banda dedicada al tráfico de drogas.

El detenido utilizaba los ingresos obtenidos con la venta de la droga para pagar las armas que importaba desde Bulgaria y que posteriormente vendía a otros grupos criminales dedicados también al narcotráfico y a los asaltos en viviendas.

A raíz de los seguimientos a este individuo, la Policía tuvo conocimiento de que se estaba preparando la inminente introducción de cerca de 2.000 kilogramos de hachís desde Marruecos a través de la costa de Málaga.

Ante la llegada de la droga, los agentes desplegaron un dispositivo en el que se intervino el estupefaciente transportado y que culminó entonces con el arresto de quince personas.

También de forma paralela, los investigaciones averiguaron que entre los compradores de las armas figuraban los miembros de un grupo dedicado a los asaltos a viviendas en la provincia de Alicante y que también han sido detenidos.

En los registros realizados los agentes han hallado útiles para los robos y varios inhibidores de frecuencia, empleados para inutilizar las alarmas de las casas, y que también habían sido proporcionados por el traficante de armas y propietario del lavadero de vehículos.

Entre los efectos intervenidos figuran 19 pistolas marca "Zoraki", cartuchos del 9 mm. parabellum, dos cartucheras, un rifle de aire comprimido, una pistola detonadora, casi dos kilos de hachís, 77.355 euros en efectivo y cinco vehículos.

La operación ha sido realizada por la UDEV Central, con colaboración del GRECO de Cádiz, la UCRIF de la Comisaría Provincial de Alicante y el Grupo Especial de Operaciones (GEO).