La Policía investiga la muerte de cuatro estadounidenses estrangulados el fin de semana en Tijuana (México)

NUEVA YORK, 15 (del corresponsal de EUROPA PRESS, Emilio López Romero)

Las autoridades mexicanas han abierto una investigación por la muerte de cuatro estadounidenses residentes en el condado de San Diego que aparecieron el pasado fin de semana "estrangulados", "golpeados" y "apuñalados" en el garaje de una vivienda de Tijuana (México).

Los cadáveres de los cuatro jóvenes fueron descubiertos por la policía del estado mexicano de Baja California el pasado sábado en el interior de una camioneta con matrículas del estado de California en un barrio de la zona oriental de la ciudad fronteriza.

El Consulado de Estados Unidos en Tijuana confirmó ayer que los cuatro jóvenes, dos hombre y dos mujeres de entre 19 y 23 años, eran de nacionalidad estadounidense y origen mexicano, y que cruzaban habitualmente la frontera para salir de fiesta en Tijuana.

"Creemos que tenían conexiones con bandas criminales", afirmó el fiscal general de Baja California, Rommel Moreno, quien añadió que uno de los jóvenes muertos había recibido una carta amenazante de una mujer que está cumpliendo condena en una cárcel de California.

Familiares de las dos jóvenes, que residen en Chula Vista, precisaron al diario San Diego Union-Tribune que habían cruzado la frontera el jueves para salir de fiesta por Tijuana y que al día siguiente, al ver que no contestaban a sus teléfonos móviles denunciaron su desaparición a la policía.

Una llamada anónima recibida por la Policía permitió a los agentes localizar el sábado a la una de la tarde la camioneta donde se encontraron los cuatro cadáveres, que al parecer llevaban 20 horas muertos, según un portavoz de la Fiscalía.