Los 8 miembros del clan familiar desarticulado en Elx contaban con un amplio historial delictivo

ALICANTE, 08 (EUROPA PRESS)

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron en Elx (Alicante) a un total de 8 personas pertenecientes a un clan familiar, a los que se les imputa la comisión de más de 60 robos a mano armada en domicilios de Elx y de dos agresiones sexuales a parejas en sus vehículos, y que contaban con un amplio historial por numerosos delitos anteriores, según informaron hoy en un comunicado fuentes de la Comisaría Provincial de Alicante.

Los detenidos son de nacionalidad española y etnia gitana, --a excepción de la persona supuestamente encargada de colocar el material en el mercado que es de nacionalidad marroquí--, responden a las iniciales de A.H. de 36 años; J.A.M.M. de 48 años; J.M.M. de 31 años; M.M.C. de 22 años; M.A.A.R. de 19 años; C.M.P. de 48 años; S.M.S. y C.M.M., ambos de 20 años.

Casi todos los detenidos tienen antecedentes por robos y tráfico de drogas y tras su detención varios de ellos han sido reconocidos como autores de varios robos violentos, agresiones sexuales y robos en domicilios mediante el uso de la violencia y el empleo de la fuerza para su comisión.

La Policía Nacional de Elche detectó un incremento en las denuncias efectuadas por robos en domicilios en el primer trimestre del año, especialmente en las partidas rurales situadas en la zona este del término municipal ilicitano, todos ellos de acuerdo con un 'modus operandi' muy similar.

Los efectivos del Grupo 1º de la UDEV de la Comisaría ilicitana abrió una investigación para poder identificar, localizar y detener a los posibles autores de tales hechos, en una operación denominada 'Cátedra'.

Las pesquisas policiales permitieron determinar la existencia de un clan familiar de etnia gitana, que estaría ocupando un antiguo colegio en una Partida rural ilicitana, e identificaron a uno de sus miembros como el presunto autor de varios robos con fuerza en domicilio y de un robo con violencia en domicilio, en los que los asaltantes amenazaron con un arma blanca a la propietaria de dicha vivienda cuando ésta les sorprendió en pleno robo.

En el transcurso de la investigación los agentes además identificaron al resto de miembros del grupo, entre ellos a un individuo de origen marroquí que presuntamente tenía la misión de vender los objetos obtenidos en los robos realizados por los otros miembros del clan desarticulado.

Así mismo, a este individuo marroquí le fueron intervenidas dos bicicletas al comprobar que habían sido sustraídas en sendos robos en domicilios de las partidas ilicitanas de Maitino y Jubalcoy.

AGRESIÓN SEXUAL.

En el desarrollo de la investigación, la Policía identificó a un joven --que salía muy poco de su domicilio, y cuando lo hacía, adoptaba numerosas medidas de precaución--, como la persona que el pasado día 29 de enero de 2009 presuntamente asaltó a una pareja de novios cuando se encontraba en el interior de su vehículo.

Para ello, el joven presuntamente rompió las ventanillas del vehículo y les amenazó con un arma blanca, para sustraerles varios móviles y otros objetos. A continuación, presuntamente obligó a la pareja a subirse en el vehículo los trasladó a una casa abandonada, donde golpearon al varón e intentaron violar a la joven, si bien la fuerte resistencia que opuso por el novio evitó que se consumara la agresión sexual.

En la operación 'Cátedra', los agentes procedieron en un primer momento a la detención de cinco personas, dos de ellos acusados por participar de forma directa en varios robos con fuerza en domicilio y robos con violencia, uno de ellos por un delito de receptación y dos por delitos contra la seguridad del tráfico al conducir vehículos sin permiso de conducir.

Además, practicaron un registro domicilio y detuvieron a otras tres personas más, entre ellas el joven identificado como presunto autor de la agresión sexual a la pareja. Este individuo se resistió fuertemente a su detención e incluso protagonizó una persecución policial por los tejados de su vivienda.

Tras su arresto, este mismo individuo manifestó cuatro filiaciones distintas, hasta que finalmente fue identificado como un ciudadano español al que le constan cuatro reclamaciones de la Comisaría de Puertollano (Ciudad Real) por dos robos con violencia en interior de domicilio y dos robos con fuerza en domicilio.

REGISTROS DOMICILIARIOS.

Los dos registros domiciliarios practicados han permitido recuperar multitud de efectos sustraídos, tales como enseres de hogar y aparatos electrónicos, una escopeta de cañones recortados, munición de 9 milímetros, un cargador de pistola, un ciclomotor, un quad, cuatro bicicletas, herramientas y útiles de construcción, teléfonos móviles, tres carabinas y un termo de agua.

Los objetos procedentes de los robos que se le imputan a este clan familiar fueron expuestos en la Comisaría ilicitana ayer y hoy, para que las víctimas de los robos puedan identificarlos, tal y como ha ocurrido con los efectos procedentes de al menos otros 10 robos con fuerza en domicilio en las dos primeras horas.

Asimismo, dos de los detenidos han siendo reconocidos fotográficamente como los autores de otro robo con violencia ocurrido en noviembre de 2007, cuando los mismos presuntamente asaltaron a una pareja, que se encontraba en el interior de su vehículo y tras amenazarles con un arma blanca le sustrajeron una serie de objetos.