Los militares se suman a la Policía para combatir la delincuencia en Honduras

  • Tegucigalpa, 24 feb (EFE).- Un millar de integrantes de las Fuerzas Armadas de Honduras se sumó hoy a las operaciones de la Policía Nacional en un nuevo intento por contrarrestar la ola de violencia y delincuencia común en el país.

Los militares se suman a la Policía para combatir la delincuencia en Honduras

Los militares se suman a la Policía para combatir la delincuencia en Honduras

Tegucigalpa, 24 feb (EFE).- Un millar de integrantes de las Fuerzas Armadas de Honduras se sumó hoy a las operaciones de la Policía Nacional en un nuevo intento por contrarrestar la ola de violencia y delincuencia común en el país.

El jefe de Operaciones de las Fuerzas Armadas, coronel Bartolomé Fúnez, indicó que el contingente militar está integrado principalmente por miembros del Ejército, con apoyo de las fuerzas Naval y Aérea.

Los militares se desplazaron a localidades del Caribe, norte, occidente y centro del país para respaldar a la Policía, por instrucciones del presidente hondureño, Manuel Zelaya, apuntó.

Fúnez precisó a radio América que los militares apoyarán a los policías en retenes, registros, seguimiento y búsqueda de delincuentes, entre otras operaciones.

"Inicialmente el plan lo tenemos por 30 días", añadió y explicó que eventualmente se puede extender el período e incrementar el numero de militares.

Los homicidios en el país sumaron al menos 4.473 en 2008, un 25,2 por ciento más que en 2007, según un informe del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, divulgado el viernes.

Además, entre otros delitos, en 2008 hubo unos 80 secuestros, que en 2009 ya son casi una veintena, según la prensa local, que señala que muchos crímenes están vinculados con el narcotráfico.

La iglesia católica hondureña denunció el fin de semana, en un comunicado, que el país atraviesa una "situación precaria" en seguridad, economía, educación y otros ámbitos.

"Es doloroso ver cómo la violencia sigue cobrándose tantas víctimas y el temor se hace patente en todos los estratos sociales", enfatizó.