México.- México ofrece recompensas de hasta 2 millones de dólares información sobre importantes narcotraficantes

MÉXICO D.F (EUROPA PRESS) México ofreció ayer recompensas de hasta 2 millones de dólares (casi un millón y medio de euros) por información sobre importantes jefes del narcotráfico, entre ellos Joaquín 'El Chapo' Guzmán, que dirige el cártel de Sinaloa y que se ha convertido en el hombre más buscado por el Gobierno. El anuncio, hecho público por la Procuraduría General de México, explica que los integrantes identificados de los cárteles del Golfo, del Pacífico, de los Beltrán Leyva, de los Carrillo Fuentes, de la Familia y de los Arellano Félix están incluidos en una lista que acompaña al documento y cuentan con órdenes de detención dictadas en su contra por las autoridades judiciales. La dependencia destaca, en un comunicado recogido por el diario 'El Universal', que en la lucha contra la delincuencia la colaboración de la sociedad es la herramienta más relevante para la efectiva detención de los presuntos responsables de delitos que atentan contra la tranquilidad y la paz pública. Además, advierte de que la participación de las personas que proporcionen información "relevante y útil" debe realizarse en "los términos que establece la ley y en condiciones que incentiven la colaboración (...) con la mayor seguridad para las personas que auxilien a las autoridades". Asi las cosas, el Gobierno de Felipe Calderón ofrece también dos millones de dólares por información sobre cuatro colaboradores del cártel del Pacífico, Joaquín Guzmán Loera, 'el Chapo', que se ha convertido el hombre más buscado del país; Ismael Zambada García, alias 'el Mayo Zambada'; Ignacio Coronel Villarreal, alias 'Nacho Coronel' y 'El Verdugo', considerado el líder del cártel del Golfo. El comunicado incluye a Vicente Zambada Niebla, alias 'El Vicentillo', aunque este último fue detenido la semana pasada. OLA DE VIOLENCIA México pasa por una ola de violencia relacionada con el narcotráfico, en la que son constantes los enfrentamientos entre cárteles de la droga contra los agentes de seguridad, que provocaron un balance de unos 6.300 muertos el año pasado, más del doble que en el año anterior. El Gobierno mexicano asegura que la violencia va disminuyendo a raíz de los operativos lanzados por Calderón, quien ha ordenado el envío de más de 2.000 soldados y policías al estado fronterizo de Chihuahua para combatir a las bandas que se disputan las rutas del envío de droga a Estados Unidos, el principal consumidor del mundo.