Morales dice que el pueblo "no perdona" a los traidores, en alusión al ex vicepresidente

  • La Paz, 9 mar (EFE).- El mandatario de Bolivia, Evo Morales, dijo hoy que el pueblo "no perdona" a los traidores, al comentar el reciente ataque de campesinos a los familiares y a la casa del ex vicepresidente aimara Víctor Hugo Cárdenas, opositor al gobernante.

Morales dice que el pueblo "no perdona" a los traidores, en alusión al ex vicepresidente

Morales dice que el pueblo "no perdona" a los traidores, en alusión al ex vicepresidente

Ex vicepresidente de Bolivia plantea ser candidato tras las agresiones a su familia

Ex vicepresidente de Bolivia plantea ser candidato tras las agresiones a su familia

La Paz, 9 mar (EFE).- El mandatario de Bolivia, Evo Morales, dijo hoy que el pueblo "no perdona" a los traidores, al comentar el reciente ataque de campesinos a los familiares y a la casa del ex vicepresidente aimara Víctor Hugo Cárdenas, opositor al gobernante.

El pueblo boliviano "no aguanta ni perdona" a los traidores, afirmó Morales en una conferencia con medios internacionales, al ser consultado sobre las agresiones de campesinos afines a su Gobierno contra la esposa y los hijos de Cárdenas el pasado sábado.

Ese día, centenares de agricultores ocuparon la casa de Cárdenas, situada cerca del lago Titicaca, saquearon parte de sus bienes y desalojaron con golpes y latigazos a su esposa e hijos.

El presidente de Bolivia dijo lamentar y no compartir esta agresión, si bien añadió que hay que preguntarse qué ha hecho Víctor Hugo Cárdenas "a su pueblo y a sus bases".

Cárdenas ha estado mintiendo sobre su persona, el Gobierno y la nueva Carta Magna promulgada en febrero pasado, tras un referendo en que el ex vicepresidente hizo campaña por el "No" al texto constitucional, apuntó.

"Esas mentiras causan reacción", advirtió Morales, quien destacó que la actuación de Cárdenas puede considerarse como una provocación a sus bases y a la comunidad donde se encuentra.

Cárdenas es un intelectual aimara que fue vicepresidente del primer Gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-1997), y su nombre se ha mencionado como uno de los posibles rivales de Morales a la Presidencia en los comicios del próximo 6 de diciembre.

Precisamente, Cárdenas sostuvo hoy a los medios que, tras las agresiones, hablará con su familia para plantearse la posibilidad de ser candidato a la Presidencia.

Los campesinos que ocuparon su vivienda continúan movilizados y pretenden que el inmueble pase a propiedad de la comunidad para un asilo de ancianos. Algunos de sus dirigentes han proclamado incluso que impondrán allí "un estado de sitio civil".

Por su parte, el vicepresidente del país, Álvaro García Linera, ratificó hoy, en declaraciones a radio Erbol, que el Gobierno no instigó la ocupación de la casa de Cárdenas porque eso supondría convertirlo en víctima, políticamente hablando.

"No somos tontos. Aquí hay una combinación entre algo premeditado y una especie de malestar general del sector indígena contra una persona que (...) insulta su compromiso histórico", indicó.

Agregó que era "sospechoso" lo que había ocurrido con la casa de Cárdenas e insinuó que el conflicto pudo haber sido organizado de forma premeditada para la promoción política del ex vicepresidente.

En ese sentido, García Linera comentó que no cabe duda de que la "estrategia colonial" de la oposición boliviana para las próximas elecciones consiste en "enfrentar a un indígena con un indígena".

"Es tiempo de indios, la política tiene ese temperamento (...). Los de siempre, los desplazados del poder van a usar a su propio indio o dos indios para enfrentar" a Morales, aseveró.