Ocho muertos en una presunta guerra de bandas en la ciudad colombiana de Medellín

  • Bogotá, 7 abr (EFE).- Ocho personas muertas, la mayoría jóvenes menores de 25 años, y cuatro heridos, dejó hoy una jornada sangrienta en la ciudad colombiana de Medellín (noroeste), en lo que parecer ser una guerra entre bandas criminales, informaron fuentes policiales.

Ocho muertos en una presunta guerra de bandas en la ciudad colombiana de Medellín

Ocho muertos en una presunta guerra de bandas en la ciudad colombiana de Medellín

Bogotá, 7 abr (EFE).- Ocho personas muertas, la mayoría jóvenes menores de 25 años, y cuatro heridos, dejó hoy una jornada sangrienta en la ciudad colombiana de Medellín (noroeste), en lo que parecer ser una guerra entre bandas criminales, informaron fuentes policiales.

Las fuentes señalaron que los ataques se corresponden con la "guerra" entre las bandas "La 39" y "La Galeras", al servicio de narcotraficantes, que actúan en la Comuna Nororiental de esa urbe.

La jornada se inició con el ataque de varios pistoleros en una peluquería del barrio La Pradera, en el que fueron asesinados dos jóvenes, de 18 y 19 años de edad, mientras uno de los peluqueros resultó herido.

En la tarde, en otra acción, también en el mismo sector nororiental de la ciudad, desconocidos asesinaron a un ex paramilitar desmovilizado del Bloque Cacique Nutibara, de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

La víctima fue identificada solo como alias "Casas", quien recibió varios disparos cuando se encontraba en un vehículo todoterreno.

Fuentes policiales señalaron que "Casas" era uno de los jefes de varias de las bandas de pistoleros de la zona, integradas por ex miembros de esa facción de las AUC que retomaron las armas para engrosar pandillas al servicio de jefes locales del narcotráfico.

En la misma acción un vendedor ambulante murió cuando fue arrollado por el vehículo que conducía "Casas" en el momento del ataque.

El caso más grave se registró en el barrio Popular del mismo sector, cuando varios hombres armados atacaron a un grupo de jóvenes que departían en un almuerzo comunitario.

Cuatro de los jóvenes murieron y tres más resultaron gravemente heridos.

En ningún caso se registraron detenciones, pero hacia los barrios de ese sector fueron patrullas policiales.