Un grupo de campesinos no piensa devolver la casa del ex vicepresidente Cárdenas

  • La Paz, 10 mar (EFE).- Los campesinos que tomaron el pasado sábado la casa del ex vicepresidente boliviano Víctor Hugo Cárdenas anunciaron hoy que no devolverán la vivienda ni permitirán a las autoridades entrar en la zona para investigar lo sucedido.

Un grupo de campesinos no piensa devolver la casa del ex vicepresidente Cárdenas

Un grupo de campesinos no piensa devolver la casa del ex vicepresidente Cárdenas

La Paz, 10 mar (EFE).- Los campesinos que tomaron el pasado sábado la casa del ex vicepresidente boliviano Víctor Hugo Cárdenas anunciaron hoy que no devolverán la vivienda ni permitirán a las autoridades entrar en la zona para investigar lo sucedido.

"Ya lo tenemos, es nuestra casa y no vamos a salir. (...). señor Cárdenas, si tiene esa amabilidad (de regresar a su casa) lo vamos a premiar con dos chicotazos (latigazos), no serán más de tres", dijo al canal PAT Justino de la Cruz, líder de la asociación Tupac Katari.

El pasado sábado la vivienda familiar que Víctor Hugo Cárdenas, opositor al presidente Evo Morales y aimara como él, tiene en las cercanías del Lago Titicaca fue ocupada violentamente por una turba de campesinos que desalojaron a su esposa, hijos y sobrinos, los cuales sufrieron contusiones.

Uno de los hijos de Cárdenas, Iru, aún permanece ingresado en un hospital de La Paz.

Según varios líderes sindicales, la decisión de ocupar la propiedad del ex vicepresidente se tomó en una reunión de la comunidad.

Los vecinos, que mantienen una vigilia en la vivienda, ahora se plantean la expropiación de la casa para usos comunes, como instalar una oficina para atender asuntos relacionados con la tercera edad.

En sus declaraciones al canal PAT, Cruz dijo que cuando Cárdenas fue vicepresidente, en el primer gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-1997), "traicionó al pueblo" y no hizo nada en favor de la zona.

El líder indígena destacó también que el ex vicepresidente se manifestó en contra "del Gobierno de Evo Morales e incluso contra la nueva Constitución", aprobada en referendo el pasado 25 de enero.

Beatriz Quispe, ejecutiva regional de la federación de mujeres Bartolina Sisa y acusada por el propio Cárdenas de ser una de las instigadoras de la toma de su casa, dijo que la acción obedece al "mandato del pueblo" expresado en la aprobación de la nueva Constitución.

Estos líderes campesinos aseguraron además que no permitirán a autoridades ajenas a la comunidad entrar en la zona para investigar el suceso.

Ayer lunes Cárdenas afirmó que, tras la agresión que ha sufrido su familia, se plantea ser candidato a la Presidencia en los comicios adelantados del 6 diciembre próximo.

El Gobierno de Morales, pese a condenar las agresiones, no descartó la posibilidad de que la propiedad de Cárdenas sea expropiada atendiendo a la justicia indígena comunitaria, tal y como expresó este lunes el vicepresidente Álvaro García Linera.