CRISIS EN EL PSOE Estos son los 17 miembros de la Ejecutiva del PSOE que han presentado su dimisión

Una guerra de "narcos" colombianos y mexicanos en Perú deja ya 12 muertos

  • Lima, 20 feb (EFE).- La guerra por el mercado de la droga en Perú entre carteles mexicanos y colombianos se ha saldado ya con doce muertos y al menos 40 heridos en los últimos 16 meses, según un informe que hoy publica la prensa local.

Una guerra de "narcos" colombianos y mexicanos en Perú deja ya 12 muertos

Una guerra de "narcos" colombianos y mexicanos en Perú deja ya 12 muertos

Lima, 20 feb (EFE).- La guerra por el mercado de la droga en Perú entre carteles mexicanos y colombianos se ha saldado ya con doce muertos y al menos 40 heridos en los últimos 16 meses, según un informe que hoy publica la prensa local.

El diario La República, que citó fuentes de la Dirección Anti Droga, considero que estas son "las víctimas de una guerra que recién empieza", y advirtió de que esta cadena de violencia puede agudizarse si no intervienen las autoridades.

Los asesinatos atribuidos a los carteles extranjeros se han perpetrado en restaurantes, a veces a plena luz del día, en hoteles o en plena calle.

Según el informe policial, los grupos controlados por los colombianos son 22, dirigidos por Juan Roberto Bodero, perseguido en su país por la comisión de 15 homicidios y perteneciente al llamado cartel del Norte del Valle.

Los mexicanos son un centenar de personas agrupadas en 31 grupos que obedecen al cartel de Sinaloa, que prácticamente han declarado la guerra abierta al cartel colombiano.

A este cartel pertenecerían, además, los 66 mexicanos actualmente presos por delitos de narcotráfico en Perú, indicó la fuente.

Según los analistas consultados por el diario, el cartel colombiano está perdiendo terreno frente al mexicano, y de hecho muchos de los narcotraficantes colombianos se están "reconvirtiendo" en la delincuencia común, principalmente secuestros y robos a mano armada integrados en "marcas" o bandas de ladrones.

El avance de los narcotraficantes mexicanos fue reconocida por el propio presidente Alan García el pasado noviembre: "Tenemos detectado un ingreso de directivas de compra (de cocaína) y de personal mexicano muy agresivo, que intentan reconstruir en el Monzón, valle cocalero en la provincia de Huánuco, centro del país, todo lo que el Estado había avanzado en erradicación".

García, que citó, además, a otro cartel mexicano (el de Tijuana) entre los presentes en Perú, reveló que había solicitado a su colega mexicano, Felipe Calderón, el envío al país andino de 300 agentes antinarcóticos, petición que fue desestimada por el Gobierno mexicano.