Abogado de condenado a muerte en EE.UU. espera que el juez ordene nuevas pruebas de ADN

  • Miami (EE.UU.), 30 mar (EFE).- El abogado del español Pablo Ibar, en el corredor de la muerte en EEUU desde 2000, dijo hoy que confía en que un juez pida que se hagan pruebas de ADN a un sospechoso de los crímenes, tras la sorprendente declaración jurada de un testigo.

Abogado de condenado a muerte en EE.UU. espera que el juez ordene nuevas pruebas de ADN

Abogado de condenado a muerte en EE.UU. espera que el juez ordene nuevas pruebas de ADN

Miami (EE.UU.), 30 mar (EFE).- El abogado del español Pablo Ibar, en el corredor de la muerte en EEUU desde 2000, dijo hoy que confía en que un juez pida que se hagan pruebas de ADN a un sospechoso de los crímenes, tras la sorprendente declaración jurada de un testigo.

El letrado Benjamin Waxman expresó hoy a Efe su confianza en que el juez Jeffrey R. Levenson ordene en la audiencia del próximo 20 de abril que se practiquen pruebas de ADN y huellas dactilares al presunto autor de los asesinatos, que no es Ibar sino un condenado a cadena perpetua según la declaración de un testigo.

El caso dio un giro inesperado el 19 de marzo en un tribunal de Fort Lauderdale, al norte de Miami, cuando la defensa presentó al magistrado la declaración de un testigo que asegura que otra persona le confesó que era el autor de los asesinatos por los que fue condenado Ibar, hijo de padre español y madre cubana.

En la declaración sellada, el testigo, bajo condición de anonimato, dijo al abogado que el preso William Ortiz, de 37 años, es el sujeto que aparece en las imágenes del vídeo de seguridad de la casa donde se cometió el triple crimen.

Con esta información, la defensa presentó en el 17 Circuito del Distrito Judicial del condado de Broward una alegación en la que pide que "se ordene una comparación del ADN, huellas dactilares y pelo de Ortiz con el ADN obtenido de una camiseta azul (hallada en la casa), pelos y 33 huellas dactilares sin identificar".

"Ellos (el estado de Florida) probablemente tienen ya el ADN y las huellas dactilares" de Ortiz y "estoy muy esperanzado en que el juez falle en la próxima vista a favor de nuestra petición", aunque podría aplazar su decisión, subrayó el letrado defensor.

El abogado criminalista aclaró que el juez decidirá sobre los dos asuntos medulares que plantea la defensa: la petición de que se realicen las pruebas de ADN y huellas dactilares a Ortiz y "si la acepta y anula o no la condena".

Agregó que si el juez falla a su favor la Fiscalía Estatal apelará al Tribunal Supremo de Florida, pero si es al contrario "seremos nosotros ciertamente los que apelaremos" ante esa instancia superior.

En la petición de la defensa, a la que tuvo acceso Efe, se señala que el testigo identificó "positivamente" a Ortiz, preso en la Institución Correccional de Columbia en Florida, como el asesino tras ver en un programa de televisión el caso de Pablo Ibar y las imágenes del vídeo que grabó el crimen.

Ibar fue condenado a muerte por los asesinatos en 1994 de Casmir Sucharsky, dueño de un local nocturno, y dos modelos, Sharon Anderson y Marie Rogers, que estaban en su casa de Miramar, un crimen que fue grabado por cámaras de seguridad.

Pero las pruebas de ADN y muestras de pelos "obtenidas de la camiseta azul" con la que se tapaba y enjugó el sudor del rostro el asesino "excluyen a Pablo Ibar", precisó la petición de la defensa.

En cuanto a las imágenes del vídeo, éstas son "granuladas y borrosas" y la calidad de la grabación "pobre", añadió el letrado.

La principal prueba inculpatoria es una fotografía fija extraída de esta grabación, de la que un experto facial declaró en una sesión de la audiencia probatoria que "dada su mala calidad" no es posible concluir que el asesino e Ibar sean la misma persona.

Por su parte, la persona que conocía bien a Ortiz, el testigo "número uno" como le denomina la defensa, declaró bajo juramento que el sujeto captado en el vídeo es, por sus "gestos y modo de andar", William Ortiz.

La petición de la defensa incluye una fotografía del rostro de Ortiz que muestra, a su juicio, mucha más "similitud" con el del asesino que el que se encontró a Ibar en el juicio en el que se le condenó a pena de muerte.

"Vamos a pedir al juez que dicte un fallo en la próxima vista", dijo el abogado.

Waxman y Alan Ross, el otro letrado de la defensa, llamaron también a declarar en la pasada audiencia al primer abogado que defendió a Ibar, Kayo Morgan, quien reconoció en una de las sesiones que cometió graves errores cuando defendió al español.

Para los letrados de Ibar, de 36 años, las abundantes y nuevas pruebas presentadas al juez deberían comportar la anulación de la condena a su cliente.

Ibar se encuentra en el corredor de la muerte del penal de Raiford, en Starke, en el extremo norte de Florida.