Acusan a 11 personas de conspirar con la familia Bonanno en el crimen organizado

  • Miami (EE.UU.), 21 may (EFE).- Once personas fueron acusadas hoy de conspiración en crimen organizado relacionado con los Bonanno, una familia de la "Cosa Nostra" o mafia de Nueva York, que presuntamente operaba en la costa este del estado de Florida, informó una fuente oficial.

Miami (EE.UU.), 21 may (EFE).- Once personas fueron acusadas hoy de conspiración en crimen organizado relacionado con los Bonanno, una familia de la "Cosa Nostra" o mafia de Nueva York, que presuntamente operaba en la costa este del estado de Florida, informó una fuente oficial.

La Fiscalía Federal del distrito sur de Florida comunicó que nueve de los acusados comparecieron este jueves ante el juez federal Barry Seltzer, quien les notificó los cargos que afrontan.

Los acusados son Thomas Fiore, de 46 años de Boynton Beach; Pasquale Rubbo, 43, de Coral Springs; Frank D'Amato, 48, de West Palm Beach; Joseph Rubbo, 45, Coral Springs; Kenneth Dunn, 44, Boca Raton y Billie Robertson, 34, Boynton Beach.

También Nicholas Fiore, 49, Boca Raton; Lee Klein, 39, Boynton Beach; Marc Broder, 42, Coral Springs; Daniel Young, 57, Delray Beach y Guy Alessi, 81, Delray Beach.

Las autoridades les acusan de un cargo de conspiración para violar la Ley Contra el Crimen Organizado (RICO, por sus siglas en inglés).

Según el documento de la acusación, desde 2007 los acusados presuntamente fueron empleados o estaban asociados con la familia Bonanno de la "Cosa Nostra".

Thomas Fiore, Pasquale Rubbo y Joseph Rubbo estaban en libertad condicional tras haber sido declarados culpables de involucrarse en actividades delictivas con los líderes de los Bonanno, de acuerdo con el documento judicial.

Todos los acusados supuestamente conspiraron para cometer fraude bancario, fraude postal, lavado de dinero, posesión de drogas con intento de distribución, extorsión, transportar mercancía robada a otros estados, contrabando de cigarrillos, obstrucción a la justicia, incendio y solicitar cometer asesinato, entre otros.

Fiore, que no es miembro asociado de los Bonanno, presuntamente estaba a cargo de las operaciones de ese clan en el sur de Florida, supervisando y dirigiendo las actividades de otros supuestos integrantes en lavado de dinero procedente de fraude con cheques, la venta de documentos de identificación y tráfico de productos robados.

Otras actividades incluían extorsión a propietarios de negocios con amenaza de violencia y fraude contra empresas de seguros y el programa gubernamental de salud Medicare.

También, obstrucción a una investigación federal y procedimientos judiciales en un tribunal de Florida, incendiar un edificio comercial y actos de violencia a cambio de dinero y conspiración para cometer asesinato.

Un agente del FBI encubierto logró infiltrarse en la organización fingiendo ser un empresario con conexiones para corromper banqueros locales y extranjeros.

Los acusados, según el documento judicial, pidieron al agente ayuda para una negociación con cheques fraudulentos y lavar dinero a través de cuentas bancarias en el extranjero.

De ser declarados culpables afrontarían una condena máxima de 20 años de cárcel y multas de hasta 250.000 dólares.

De acuerdo con los investigadores, los Bonanno, una de las cinco familias de la mafia de Nueva York, tienen entre sus principales operaciones el narcotráfico, las apuestas ilegales, el juego y los préstamos abusivos.