Camps niega tener relación alguna con la trama "Gürtel" y haber recibido regalos

  • Valencia, 21 may (EFE).- El president de la Generalitat, Francisco Camps, ha asegurado hoy que no ha tenido "ninguna relación" con las personas que se encontraban al frente de las empresas investigadas en el conocido como "caso Gürtel" y ha garantizado que no hubo "regalo alguno" a su persona.

Valencia, 21 may (EFE).- El president de la Generalitat, Francisco Camps, ha asegurado hoy que no ha tenido "ninguna relación" con las personas que se encontraban al frente de las empresas investigadas en el conocido como "caso Gürtel" y ha garantizado que no hubo "regalo alguno" a su persona.

Camps ha afirmado hasta en tres ocasiones no tener ninguna relación con los responsables de las empresas vinculadas a esta supuesta trama de corrupción en la sesión de control en Les Corts Valencianes, donde los grupos de la oposición le han preguntado sobre la adjudicación de contratos públicos a estas firmas.

En una comparecencia en la que los aplausos y las muestras de apoyo de la bancada popular han sido continuos, el jefe del Consell -quien ayer declaró como imputado por un supuesto delito de cohecho relacionado con el "caso Gürtel" ante el TSJCV- ha garantizado que en todos los casos se siguió "el procedimiento administrativo previsto por la ley".

Desde el PSPV-PSOE y Compromís pel País Valencià le han pedido que traslade a la Cámara la misma información que expuso ayer ante el magistrado instructor de la causa abierta en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

El portavoz del PSPV, Ángel Luna, le ha acusado de apercibir el "orden constitucional", mientras que su homóloga del Compromís, Mónica Oltra, le ha pedido que "encare la verdad" y ha afirmado que "ha mentido" a la sociedad, "y un mentiroso no puede ser presidente de la Generalitat".

Camps ha reiterado que no hay "nada de nada" y que, aunque sigue siendo "el primero que tiene ganas de que se sepa la verdad", no puede contar nada porque existe un secreto de sumario, aunque "desgraciadamente" la oposición lo ha "roto a trozos para manipular la verdad".

Ha asegurado que los contratos con las empresas vinculadas a la trama "están a disposición" de la Cámara, siempre y cuando se soliciten por el procedimiento reglamentario correspondiente.

El president ha asegurado que va "tranquilo a cada uno de los edificios" a los que es llamado, como el del Palacio de Justicia, porque tiene "la conciencia tranquila, porque no ha pasado nada, nada de nada, absolutamente nada", pese a que la oposición "lo ha intentado explicar de la manera más variopinta, increíble, pintoresca, absurda y ridícula posible".

Luna ha acusado a Camps de "judicializar" este caso al remitir todas las explicaciones al Juzgado, porque sabe que el Derecho Civil español es "garantista" y es "muy difícil" que exista una condena por un delito de cohecho, por lo que "cifra toda su estrategia a que, si no hay condena, no hay responsabilidad política".

El portavoz socialista, quien ha reconocido que le cuesta "mucho" seguir llamando a Camps president, se ha mostrado convencido de que el PP convertirá las elecciones europeas del próximo 7 de junio en un "plebiscito" para "apelar a la voluntad popular por encima de las reglas del juego", como hacen en su opinión "los caudillos tercermundistas".

"El PP ocupa el puesto que ocupa por los votos populares de la gente", se ha defendido el president, quien se ha mostrado convencido de que "nadie va a doblar la conciencia del pueblo".

La portavoz del Compromís ha acusado a Camps de "confundir la vía judicial con la política" al hablar de presunción de inocencia, cuando en política "es al revés: hay que serlo además de parecerlo".

Parafraseando el dicho sobre cómo debe actuar "la mujer del César", Oltra ha dicho a Camps: "Usted ni lo parece ni lo es".

Ha pedido que nadie cuestione si ella cree en la presunción de inocencia porque sus antepasados "padecieron exilio y muerte para que usted pueda ir al tribunal para decir que los trajes los paga su mujer", mientras los antepasados "ideológicos" del PP "torturaban en comisarías y hacían juicios sumarísimos por razones políticas".

Estas manifestaciones, que han provocado una fuerte protesta en los escaños del PP y del Consell, han sido respondidas dentro del pleno por Camps, quien le ha acusado de utilizar el "discurso del pasado, de la crispación y del miedo", y también fuera del hemiciclo, donde el conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, se ha enfrentado a la diputada por sus palabras.