Concluye la exhumación de restos de presuntos asesinados por la Marina de Guerra de Perú

  • Lima, 25 mar (EFE).- Los trabajos de exhumación de una fosa común en un cementerio del departamento de Ayacucho, que contenía restos de 37 personas presuntamente asesinadas por la Marina de Guerra de Perú en 1984, finalizaron hoy, informó la defensa de los deudos.

Concluye la exhumación de restos de presuntos asesinados por la Marina de Guerra de Perú

Concluye la exhumación de restos de presuntos asesinados por la Marina de Guerra de Perú

Lima, 25 mar (EFE).- Los trabajos de exhumación de una fosa común en un cementerio del departamento de Ayacucho, que contenía restos de 37 personas presuntamente asesinadas por la Marina de Guerra de Perú en 1984, finalizaron hoy, informó la defensa de los deudos.

"Con esta evidencia se confirma una vez más que la Marina de Guerra del Perú, que tenía el control de la zona de Huanta durante 1984, cometió ejecuciones extrajudiciales y desaparición forzada en agravio de la población ayacuchana", señaló el abogado de la Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH), Yuber Alarcón, que representa a los familiares.

Las tareas se iniciaron el pasado 9 de marzo en el cementerio de la población ayacuchana de Huanta, al sureste de Lima, a petición de la Primera Fiscalía Penal Especializada de Derechos Humanos de Ayacucho.

Además de la exhumación de los restos, que fue realizada por peritos del Ministerio Público y supervisada por el Equipo Peruano de Antropología Forense (EPAF), también se tomaron muestras de ADN de familiares de las víctimas, con el objetivo de identificar los cuerpos.

Se esperaba encontrar los cadáveres de un total de 50 personas, por lo que los expertos creen que existe otra fosa común en el interior del cementerio donde estarían enterrados los 13 cadáveres restantes, informó el perito de EPAF Juan Carlos Tello en la nota de Aprodeh.

Alarcón anunció que su institución solicitará a la Fiscalía la programación de otra diligencia para ubicar el lugar exacto de esta segunda fosa.

Un gran número de personas que perdieron a sus familiares durante la época de guerra interna entre Sendero Luminoso y las Fuerzas Armadas peruanas, que duró de 1980 a 2000, estuvo también presente durante los trabajos en el cementerio, con la esperanza de poder ubicar los restos de sus familiares.

Según Tello, uno de los cuerpos encontrados correspondería a un menor de alrededor 15 años de edad, que podría ser Yuri Amaga, supuestamente secuestrado por miembros de la Marina el 1 de julio de 1984, cuando cursaba sus estudios en el colegio González Vigil de Huanta.

Los trabajos de laboratorio que permitirán identificar los restos comenzarán el 30 de marzo y culminarán el próximo 25 de abril, de acuerdo a la fuente.

De acuerdo con el informe final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), las personas cuyos restos han sido hallados en la fosa de Huanta fueron torturadas y asesinadas por los militares y después enterradas en fosas comunes de Pucayacu, en el departamento de Huancavelica, aledaño a Ayacucho.

Estos cadáveres fueron descubiertos en Pucayacu en agosto de 1984, pero al no ser identificados se enterraron nuevamente en fosas comunes de Huanta.

La CVR señaló que los hechos de Pucayacu, ocurridos durante el segundo Gobierno de Fernando Belaúnde (1980-85), se enmarcaron en "un contexto generalizado de violaciones de derechos humanos en la sierra sur del Perú, como parte de la estrategia antisubversiva desarrollada por los agentes del Estado".

Los años del terrorismo entre 1980 y 2000 se saldaron con unos 70.000 muertos, según la CVR, la mayoría a manos del grupo maoísta Sendero Luminoso, y el resto por las fuerzas del orden, organizaciones paramilitares y otros subversivos.