Desmantelada una clínica ilegal en la que se practicaban circuncisiones

  • Madrid, 11 may (EFE).- La Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital han precintado en el barrio de Salamanca de Madrid una clínica en la que supuestamente se practicaban circuncisiones a niños sin garantías sanitarias, tras una intervención de la Policía Municipal derivada de un expediente del Defensor del Menor.

Madrid, 11 may (EFE).- La Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital han precintado en el barrio de Salamanca de Madrid una clínica en la que supuestamente se practicaban circuncisiones a niños sin garantías sanitarias, tras una intervención de la Policía Municipal derivada de un expediente del Defensor del Menor.

Según ha informado hoy el Ayuntamiento de Madrid, la Policía Municipal ha localizado en un semisótano en la calle Coslada de Madrid, en el barrio de Salamanca, una clínica ilegal donde supuestamente se practicaban circuncisiones a niños en malas condiciones sanitarias y de salubridad.

La Policía intervino tras recibir un expediente del Defensor del Menor en el que se recogían denuncias sobre llantos de niños en un piso del inmueble, y contactó con una pareja que había estado en el mismo para realizar una circuncisión a su hijo.

Los agentes comprobaron que en la puerta del citado piso había un rótulo sobre servicios médicos y, al inspeccionarlo, constataron que estaba habilitado como una clínica, con abundante material quirúrgico, pero "con graves deficiencias sanitarias y de salubridad en todas las estancias del sótano".

La Policía Municipal encontró incluso medicamentos caducados, y el médico que supuestamente hacía las circuncisiones, I.A.M. de 70 años y origen jordano, quien tiene titulación oficial de medicina, no entregó a los agentes las preceptivas autorizaciones y licencias de actividad y funcionamiento del local.

Los agentes formularon las correspondientes denuncias administrativas y realizaron un informe detallado sobre las circunstancias de insalubridad y seguridad que presentaba la clínica ilegal.

A continuación, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y la Junta Municipal de Salamanca precintaron el local.