Detenido por inducción a la prostitución y corrupción de 200 menores

  • Almería, 14 abr (EFE).- Un vecino de Almería de 35 años ha sido detenido por la Guardia Civil acusado de inducción a la prostitución y corrupción de menores en una operación en la que se han intervenido más de 200 direcciones de correo de las posibles víctimas, todas varones.

Detenido por inducción a la prostitución y corrupción de 200 menores

Detenido por inducción a la prostitución y corrupción de 200 menores

Almería, 14 abr (EFE).- Un vecino de Almería de 35 años ha sido detenido por la Guardia Civil acusado de inducción a la prostitución y corrupción de menores en una operación en la que se han intervenido más de 200 direcciones de correo de las posibles víctimas, todas varones.

El arresto de J.M.Y.S. se produjo el 2 de abril en Roquetas de Mar (Almería) como resultado de la operación Dora, que comenzó a partir de la denuncia interpuesta por una almeriense que detectó que dos menores de su familia habían contactado por Internet con un posible pedófilo.

Según ha detallado la Guardia Civil en un comunicado, durante la operación se han intervenido más de doscientas direcciones de correo electrónico de posibles víctimas, todas ellas varones residentes en la capital almeriense y en las poblaciones de Huércal de Almería, Vícar, Roquetas de Mar y Aguadulce.

El presunto pedófilo, que ejercía la mendicidad en mercadillos y zonas comerciales, frecuentaba lugares de concentración de menores para captar a sus víctimas, entre ellos fosos de skateboard, pabellones deportivos y ludotecas, además de vestir prendas muy juveniles.

Bajo el nick "doraimonjose", el arrestado contactaba con los menores en chats en los que conversaba con ellos hasta ganarse su confianza, tras lo que sus víctimas le proporcionaban sus direcciones de Messenger, donde iniciaba conversaciones privadas para obtener sus direcciones, teléfonos y centros de estudio.

El hombre, que hacía por Internet a estos niños numerosos comentarios de tipo sexual, contactaba físicamente con los menores más vulnerables, a quienes proponía contactos sexuales a cambio de dinero.

Durante toda esta actividad, y con el propósito de no ser descubierto, el supuesto pedófilo usaba ordenadores ubicados en locutorios públicos y cibercafés.

Para garantizar la ocultación de pruebas, ocultaba además los archivos sobre estas actividades delictivas mediante su almacenaje en el espacio virtual.

Con todos los datos recopilados, el equipo de Atención a la Mujer y al Menor, junto a la unidad de Investigación de Delitos Telemáticos, estableció un dispositivo para la localización del ahora detenido, que contaba con un mínimo de cuatro cuentas de correo electrónico con las que se conectaba al Messenger. indistintamente.

Las investigaciones han permitido averiguar que el hombre había fijado su domicilio actual en una habitación de alquiler de una casa de huéspedes de la capital, donde los agentes se incautaron de diversa documentación y de prendas de vestir que empleó durante sus contactos con los menores a través de la webcan y en los sucesivos encuentros presenciales.

El detenido ha quedado a disposición del juez en Roquetas de Mar como presunto autor de delitos de inducción a la prostitución y de corrupción de menores.