Detenido un padre que sustrajo en 1998 a su hija y huyó con ella a México

  • Ávila, 30 mar (EFE).- Un hombre con iniciales C.G.S. fue detenido en el aeropuerto de Barajas y llevado al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Arenas de San Pedro (Ávila), once años después de que sustrajera a su hija, que entonces tenía tres, y se la llevara a México, donde ambos han permanecido hasta ahora.

Ávila, 30 mar (EFE).- Un hombre con iniciales C.G.S. fue detenido en el aeropuerto de Barajas y llevado al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Arenas de San Pedro (Ávila), once años después de que sustrajera a su hija, que entonces tenía tres, y se la llevara a México, donde ambos han permanecido hasta ahora.

Según han informado hoy fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), la desaparición de la niña se produjo en 1998 y fue en 2006 cuando se tuvieron los primeros indicios de que padre e hija, con iniciales S.G.R., que ahora tiene 14 años, podían encontrarse en México, lo que motivó que el titular del juzgado de Arenas de San Pedro ordenara la detención del progenitor de la pequeña.

La operación judicial, culminada ayer con la detención de C.G.S, once años después de su inicio, ha sido llevada a cabo con la colaboración de las autoridades mexicanas y la Interpol.

El titular del Juzgado de Arenas de San Pedro, localidad de 6.700 habitantes, situada en el sur de la provincia de Ávila, le ha tomado ya declaración al padre y, tras entrevistarse con la menor, le ha dejado en libertad, según dichas fuentes, para evitar problemas con la joven.

Con el objetivo de proteger a la menor, ha emitido un auto que establece un régimen de transitorio de estancias con el padre y con la madre, A.R., ambos de nacionalidad española.

Todo comenzó el 20 de octubre de 1998, cuando el juzgado de Arenas de San Pedro dictó una sentencia que decretaba la separación de C.G.S. y A.R. y acordaba que la menor quedara bajo la guarda y custodia de la madre, fijando un régimen de visitas en favor del padre.

Unos días más tarde, el 6 de noviembre, C.G.S. acudió a casa de la madre para poder pasar con su hija la tarde en Madrid y se comprometió a devolverla al día siguiente.

Al constatar que el padre no había devuelto a la niña cuando dijo, la madre denunció los hechos ante la Guardia Civil y dijo que desconocía el paradero de ambos.

Esta circunstancia hizo que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Arenas de San Pedro pidiera la localización y detención de C.G.S.

El 1 de septiembre de 2000 se dictó una requisitoria internacional para su detención por un supuesto delito de desobediencia por quebrantamiento de sentencia, ya que según el TSJCyL en 1998 "no estaba previsto el delito de sustracción de menores".

En un primer momento había sospechas de que padre e hija pudieran encontrarse en Francia o en el Norte de África, pero en 2006 se supo que estaban en México, por lo que el juzgado acordó que se procediera a la detención del padre a través de la Interpol.

En octubre de 2008 las autoridades policiales mejicanas, en colaboración con Interpol, informaron al Juzgado de que C.G.S. podía estar localizado y solicitan datos sobre la causa abierta.

El 23 de marzo de este año la Interpol informa de que ha encontrado al padre y a su hija en la ciudad de La Paz, en el estado de Baja California (México) y un día después les notifican la expulsión del país, hasta que ayer llegaron a Barajas, donde el padre fue detenido y conducido, junto a su hija, al juzgado de Arenas de San Pedro.