Dos muertas y cuatro policías heridos en una aglomeración en la frontera de Ceuta

  • Ceuta, 25 may (EFE).- Dos marroquíes han muerto hoy en una aglomeración en las inmediaciones de la frontera que separa Ceuta de Marruecos en un suceso donde también han resultado heridos cuatro policías nacionales.

Ceuta, 25 may (EFE).- Dos marroquíes han muerto hoy en una aglomeración en las inmediaciones de la frontera que separa Ceuta de Marruecos en un suceso donde también han resultado heridos cuatro policías nacionales.

Los incidentes, según han informado a EFE fuentes de la Delegación del Gobierno, se han producido cuando los porteadores marroquíes regresaban a su país cargados con los bultos de mercancías adquiridos en la ciudad.

Una aglomeración de personas causó que dos mujeres que iban a pasar hacia Marruecos resultaran muertas y que cuatro policías nacionales sufrieran heridas como consecuencia de los golpes, por lo que fueron trasladados hasta el hospital.

La Policía Nacional y la Guardia Civil han acordonado la zona mientras que está previsto que el delegado del Gobierno, José Fernández Chacón, ofrezca esta tarde una rueda de prensa para explicar de forma pormenorizada lo sucedido.

El puente del Biutz es un paso situado junto a la frontera del Tarajal que separa Ceuta de Marruecos, el cual fue habilitado hace dos años por la Delegación del Gobierno para facilitar el tránsito de mercancías entre la ciudad y el vecino país.

Los comerciantes del Polígono Industrial del Tarajal -donde se concentra el 90 por ciento de las ventas al por mayor con Marruecos- habían exigido el cierre de este paso debido a las múltiples aglomeraciones que se producían en la zona.

El último incidente ocurrió la semana pasada cuando dos marroquíes resultaron heridos como consecuencia de los golpes en una aglomeración de más de 3.000 personas.

El Sindicato Unificado de la Policía (SUP), a través de su secretario general, Andrés Carreras, había exigido también el cierre de este paso al señalar que los agentes se veían completamente desbordados para poder controlar el tránsito de los miles de personas que circulan por el lugar.

Los cálculos policiales cifran en más de 20.000 las personas que cruzan a diario por este puente.