El constructor detenido en Lorca preside una cofradía de la Semana Santa de Águilas

  • Murcia, 5 may (EFE).- El constructor detenido hoy por la Policía Nacional en Lorca es José Cáceres Olivares, apoderado de la empresa Hacienda El Hornillo, cuyo presidente es el notario arrestado Sebastián Fernández Rabal, y ostenta también la presidencia de la Cofradía de Nuestra Señora de Los Dolores de la Semana Santa de Águilas.

Murcia, 5 may (EFE).- El constructor detenido hoy por la Policía Nacional en Lorca es José Cáceres Olivares, apoderado de la empresa Hacienda El Hornillo, cuyo presidente es el notario arrestado Sebastián Fernández Rabal, y ostenta también la presidencia de la Cofradía de Nuestra Señora de Los Dolores de la Semana Santa de Águilas.

José Cáceres Olivares, que también fue secretario durante varios años del Cabildo de Cofradías de Semana Santa de Águilas, ha sido arrestado, junto con Fernández Rabal, por la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía por los presuntos delitos de prevaricación, cohecho y contra el medio ambiente.

Fuentes cofrades comentaron a EFE que Cáceres Olivares es una persona muy conocida en este pequeño municipio costero de Murcia, ya que ha sido secretario del cabildo durante varios años y ahora preside la cofradía más numerosa y popular de Águilas, también conocida como la del "Paso azul".

Según informaron a EFE fuentes cercanas al caso, esta operación, que continúa abierta, se remonta a varios meses atrás y es fruto de unos indicios delictivos que surgieron a raíz de la investigación del proceso de urbanización del paraje protegido de La Zerrichera (Águilas).

Tras la detención de los dos acusados, la Policía efectuó varios registros en la notaría y en empresas de Águilas relacionadas con ambos, que han concluido con la intervención de un maletín y numerosas cajas con documentación.

El caso está siendo instruido por el titular del juzgado de instrucción número Tres de Murcia, Antonio Alcázar, que ha decretado el secreto del sumario.

Los detenidos han sido trasladados a la Jefatura Superior de Policía de Murcia y se espera que mañana sean puestos a disposición judicial.