El juez decreta prisión para el acusado de matar a su ex pareja en Altafulla, Tarragona

  • Altafulla (Tarragona), 18 mar (EFE).- El juez ha decretado hoy prisión provisional para Saturnino F.H., el hombre de 39 años que el pasado domingo fue detenido tras confesar que había matado a su ex compañera sentimental, una vecina de Altafulla de 26 años.

El juez decreta prisión para el acusado de matar a su ex pareja en Altafulla, Tarragona

El juez decreta prisión para el acusado de matar a su ex pareja en Altafulla, Tarragona

Altafulla (Tarragona), 18 mar (EFE).- El juez ha decretado hoy prisión provisional para Saturnino F.H., el hombre de 39 años que el pasado domingo fue detenido tras confesar que había matado a su ex compañera sentimental, una vecina de Altafulla de 26 años.

Fuentes judiciales han informado de que el juzgado de instrucción número 7 de El Vendrell (Tarragona), encargado de la violencia sobre la mujer, ha ordenado la prisión provisional para el detenido por un presunto delito de homicidio tras escuchar su versión de los hechos.

La instrucción continuará su trámite habitual, a partir de ahora, en este juzgado de El Vendrell.

Saturnino F.H. fue arrestado por los Mossos d'Esquadra el pasado domingo 15, después de que se presentara en la comisaría de la policía autonómica de Tarragona y confesara que había asesinado a cuchilladas a su pareja sentimental, María del Mar C.J., con quien tenía un hijo y de la que, al parecer, estaba en proceso de separación.

Poco antes de entregarse, los Mossos habían localizado el cadáver de la víctima en el interior de un vehículo aparcado en el peaje de Torredembarra, en la autopista AP-7.

De hecho, fue el propio agresor quien llamó primero a los Mossos para dar el aviso de dónde se encontraba el vehículo y, posteriormente, se presentó en el Área Básica Policial del Camp de Tarragona y se entregó.

Las citadas fuentes judiciales han informado de que el pasado mes de octubre el Juzgado de Instrucción número 7 de El Vendrell abrió diligencias después de que entrara en el juzgado un atestado policial por una denuncia que la mujer había puesto contra su pareja ante la Guardia Civil de Torredembarra.

Cuando el atestado llegó al juzgado, el día 1 de octubre de 2008, la jueza dictó una orden de alejamiento, pero, cinco días después, el 6 de octubre, la denunciante fue al juzgado a pedir que se retirara esta medida de protección.

Después de que todas las partes lo hubieran estudiado y nadie se opusiera, el pasado 8 de febrero de 2009 se dejó sin efecto la orden de alejamiento.