El juzgado da por concluida la investigación del caso Mari Luz

  • Huelva, 23 abr (EFE).- El Juzgado de Instrucción número 1 de Huelva ha dado por concluida la investigación sobre la muerte de Mari Luz Cortés, la niña de cinco años de la barriada de El Torrejón (Huelva) asesinada presuntamente por Santiago del Valle en enero de 2008.

El juzgado da por concluida la investigación del caso Mari Luz

El juzgado da por concluida la investigación del caso Mari Luz

Huelva, 23 abr (EFE).- El Juzgado de Instrucción número 1 de Huelva ha dado por concluida la investigación sobre la muerte de Mari Luz Cortés, la niña de cinco años de la barriada de El Torrejón (Huelva) asesinada presuntamente por Santiago del Valle en enero de 2008.

Así lo han confirmado a Efe fuentes de la Fiscalía Provincial, quienes han explicado que la conclusión de la investigación se ha producido después de que la Audiencia haya resuelto sobre los recursos presentados por las partes tras el levantamiento de sumario solicitando la inclusión de nuevas pruebas.

Esas nuevas pruebas han sido rechazadas por entender la Audiencia que no era necesaria la práctica de más diligencias, aunque sí se ha admitido la inclusión completa de la autopsia realizada por Luis Frontela, encargada en su día por los padres de la menor.

Por su parte, el abogado de Santiago del Valle, Juan López Rueda, ha indicado a Efe que actualmente las partes están a la espera de la notificación oficial por parte del juzgado.

López Rueda ha precisado que una vez finalizada esta primera fase de investigación, se procederá a la incoación del sumario, y al tratarse de un delito de homicidio o asesinato, a dictar el auto de procesamiento y, posteriormente, a desarrollar la indagatoria en la que los procesados se ratifican o no en sus declaraciones, proceso tras el cual el caso se derivará a la Audiencia Provincial de Huelva para iniciar la fase de instrucción y el posterior juicio.

El pasado 8 de enero el titular del juzgado que instruye el caso decretó el levantamiento del sumario para las partes, momento en que se conoció que las pruebas de ADN practicadas a los pelos y tejidos hallados en algunas de las pertenencias de los acusados por este caso -Santiago del Valle, su mujer, Isabel García y su hermana, Rosa del Valle-, no los implicaban directamente en los hechos.