El padre de Mari Luz reprocha a Caamaño su defensa del derecho a mentir

  • Arrigorriaga (Vizcaya), 25 may (EFE).- Juan José Cortés, padre de Mari Luz Cortés, la niña asesinada en Huelva en 2008, ha reprochado al ministro de Justicia, Francisco Caamaño, que defendiera públicamente el derecho a mentir de los acusados por la muerte de la joven sevillana Marta del Castillo.

El jurista Mena desaconseja una reforma para aumentar las penas por el asesinato de menores

El jurista Mena desaconseja una reforma para aumentar las penas por el asesinato de menores

Arrigorriaga (Vizcaya), 25 may (EFE).- Juan José Cortés, padre de Mari Luz Cortés, la niña asesinada en Huelva en 2008, ha reprochado al ministro de Justicia, Francisco Caamaño, que defendiera públicamente el derecho a mentir de los acusados por la muerte de la joven sevillana Marta del Castillo.

El ministro dijo en TVE que una persona que está imputada tiene derecho a mentir, al referirse a las supuestas versiones contradictorias del ex novio y autor confesó el crimen de la joven sevillana Marta del Castillo, que no ha facilitado el hallazgo de su cadáver.

"La mentira debe ser considerada como un delito y no como una forma de defensa", ha apuntado hoy Juan José Cortés en el III Encuentro Técnico sobre Personas Desaparecidas celebrado hoy en Arrigorriaga (Vizcaya).

El padre de Mari Luz ha reconocido que es "muy duro" para los padres de Marta no poder enterrarla y, junto a Itahaisa Suárez, madre del niño canario desaparecido en 2007 Yeremi Vargas, les ha dado todo su apoyo.

"Las instituciones no están ayudando en nada a que finalmente los delincuentes estén en la cárcel y paguen por lo que hacen", ha lamentado Cortés, en declaraciones a los medios.

En una jornada en la que se celebra el Día Mundial por los Niños Desaparecidos, ha abogado de nuevo por el endurecimiento de las penas y el cumplimiento íntegro de las condenas de los asesinos, unas medidas que, según ha dicho, son defendidas por "el país entero".

También ha dicho que se necesita un cambio en la legislación española para procurar un mayor apoyo a las familias desaparecidas, así como una mayor potenciación del trabajo de técnicos y profesionales.

En este sentido, se ha felicitado por la consecución de algunas actuaciones destinadas a mejorar la localización de personas desaparecidas, como la "inmediatez de protocolo" o la elaboración de listas oficiales de personas en paradero desconocido.

"A nosotros ya no nos beneficia porque hemos perdido a nuestros hijos, pero beneficiarán a muchas familias españolas que se pueden ver en una situación como la nuestra", ha recalcado.

Por su parte, la madre de Yeremi Vargas ha dicho que trata de hacer "todo lo posible" para contribuir a que no se olvide el caso de su hijo, que desapareció "en cuestión de tres o cuatro minutos", cuando se quedó sólo jugando en el solar contiguo a su casa de Gran Canaria.

Itahaisa ha explicado que "todo lo que se haga es poco" para evitar nuevos casos de niños desaparecidos y para encontrar a los que aún se encuentran en paradero desconocido.

Sobre el trabajo de la Guardia Civil para tratar de hallar a su hijo, ha reconocido que los agentes "lo están haciendo muy bien" y han hecho "lo humanamente posible" para tratar de dar con el niño, aunque "el problema es que no han tenido de dónde tirar, porque nadie ha visto nada".

"La Guardia Civil nos llama bastantes veces (para informarnos de la investigación). Lo que la Policía hizo mal fue no acordonar el solar donde estaba jugando el niño. Yo pienso que la policía nunca pudo llegar a imaginar que pudiera desaparecer un niño", ha lamentado.