El padre de Moncayo pide al Gobierno respaldo en el proceso de liberación de su hijo

BOGOTÁ, 16 (EUROPA PRESS)

El profesor Gustavo Moncayo, padre del cabo Pablo Emilio Moncayo, pidió hoy al Gobierno colombiano el respaldo necesario para que se pueda realizar sin inconvenientes la entrega de su hijo por parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que lo secuestraron hace más de once años y anunciaron hoy su próxima liberación.

Moncayo confesó que le cogió por "sorpresa" la noticia de que las FARC estaban dispuestas a liberar al soldado y aseguró que a partir de ahora no le queda más que "confiar en que las circunstancias se den y que el Gobierno permita también que este paso que se vaya a dar".

El profesor se enteró del comunicado de las FARC divulgado este jueves mientras se encontraba en la ciudad de Sincelejo, departamento de Sucre (norte del país), en medio de una campaña en la que se comprometió a recorrer toda Colombia para pedir el intercambio humanitario de rehenes.

Muy conmovido, Moncayo dijo a la emisora local W Radio que espera obtener "el respaldo necesario para que cesen las operaciones militares y permita que esta persona, por la que hemos luchado tanto, regrese a la libertad", así como el resto de las personas en cautiverio.

Las FARC anunciaron hoy a través de un comunicado divulgado que estaban dispuestas a liberar de forma unilateral al militar Moncayo "ante la reiterada solicitud" de la senadora Piedad Córdoba, de la ONG Colombianas y Colombianos por la Paz, del profesor Moncayo y de los presidentes de Ecuador y Venezuela, Rafael Correa y Hugo Chávez, respectivamente.

El cabo Moncayo forma parte del grupo de los 22 secuestrados canjeables que las FARC quieren utilizar para un eventual canje humanitario con el Gobierno colombiano, con el que pretenden lograr la excarcelación de centenares de guerrilleros presos.

El cabo primero del Ejército perdió su libertad el 21 de diciembre de 1997, cuando apenas tenía 18 años. En aquel entonces, custodiaba la base de comunicaciones del cerro de Patascoy, en el departamento de Nariño (sur de Colombia).

Desde ese momento, su padre se dedicó a recorrer todo el país, convirtiéndose en el "caminante por la paz", siendo su primer trayecto en 2006 desde la localidad de Sandoná en Nariño hasta Bogotá con una duración de 46 días.

"Seguimos insistiendo en que debe haber una salida política negociada, y ése ha sido mi objetivo, seguir luchando para la liberación de todos los secuestrados", expresó a la emisora, al recordar que desde el 19 de marzo de 2008 no recibe pruebas de vida de su hijo.