El padre y el hermano de la joven muerta permanecen detenidos y separados

  • Alfaz del Pi (Alicante), 5 may (EFE).- El padre y el hermano de la joven de 17 años que murió el pasado 4 de abril a causa dos disparos de escopeta en un chalé de Alfaz del Pi (Alicante) permanecen detenidos y separados hasta que la Guardia Civil determine si pasan o no a disposición judicial.

Alfaz del Pi (Alicante), 5 may (EFE).- El padre y el hermano de la joven de 17 años que murió el pasado 4 de abril a causa dos disparos de escopeta en un chalé de Alfaz del Pi (Alicante) permanecen detenidos y separados hasta que la Guardia Civil determine si pasan o no a disposición judicial.

Así lo ha explicado la subdelegada del Gobierno en Alicante, Encarna Llinares, tras asistir esta tarde en la capital alicantina a la entrega de los premios que cada año concede la Federación de Obras Públicas de la Provincia de Alicante (FOPA).

En declaraciones a los periodistas, Llinares ha precisado que uno de los arrestados, sin especificar quién de los dos, está en la Comandancia de la Guardia Civil en Alicante, mientras que el otro se encuentra en las dependencias del Instituto Armado de San Vicente del Raspeig, ambos "para prestar declaración".

También ha insistido en que la Guardia Civil "continúa investigando para clarificar qué sucedió y quién o quienes fueron los que asesinaron a la chica".

Así, Llinares ha señalado que los investigadores "han considerado oportuno detener al padre y al hermano de la chica asesinada", y ha recordado que tienen 72 horas para tenerlos detenidos hasta que pasen "o no" a disposición judicial.

El suceso ocurrió el pasado 4 de abril por la mañana en el número 10 del Camí de Coves entre las 9 horas, momento en que la madre abandonó el domicilio para abrir un bar de su propiedad, y las 12, cuando se halló el cadáver tendido en la cama del dormitorio de la menor, que recibió dos disparos, al parecer, procedentes de una escopeta.

El único hermano de la víctima, de 22 años, la llevó en su coche al hospital comarcal de la Marina Baixa, en Villajoyosa (Alicante), aunque allí no se pudo hacer nada por salvarla y poco después de las 13 horas se certificó la muerte.