Fallece tras quedar atrapado en la chimenea al intentar entrar en un chalé

  • Morón de la Frontera (Sevilla), 13 may (EFE).- Ricardo C.G., de 30 años y vecino de la localidad de Morón de la Frontera, ha fallecido tras quedar atrapado durante varios días en el conducto de una chimenea por donde intentó acceder a un chalé ubicado en el paraje La Mela, a las afueras de este municipio sevillano.

Fallece tras quedar atrapado en la chimenea al intentar entrar en un chalé

Fallece tras quedar atrapado en la chimenea al intentar entrar en un chalé

Morón de la Frontera (Sevilla), 13 may (EFE).- Ricardo C.G., de 30 años y vecino de la localidad de Morón de la Frontera, ha fallecido tras quedar atrapado durante varios días en el conducto de una chimenea por donde intentó acceder a un chalé ubicado en el paraje La Mela, a las afueras de este municipio sevillano.

Fuentes de la Policía Nacional han informado hoy a Efe de que los agentes de la Comisaría de Morón encontraron el cadáver tras la denuncia del propietario del chalé, que encontró el cuerpo atrapado en la chimenea, durante una de sus estancias ocasionales en la vivienda, ubicada en la carretera de Marchena.

La madre del joven fallecido, que tenía antecedentes policiales, había denunciado su desaparición, y su cadáver, que presentaba síntomas de descomposición, está siendo analizado por técnicos forenses en una de las salas del tanatorio de Morón de la Frontera, junto al cementerio de esta localidad.

Aunque el dueño del chalé encontró el cadáver atrapado en el conducto de la chimenea el pasado martes, el fallecimiento, cuya causa exacta se desconoce, pudo producirse hace unos cinco o seis días cuando el hombre intentó entrar en la vivienda para robar, según informa hoy el diario ABC de Sevilla.

Al parecer el hombre, al que se le realizan pruebas de ADN, se sirvió del conducto de la chimenea para penetrar en la vivienda y perpetrar un robo; sin embargo, su cuerpo quedó encajado en el aparato, lo que impidió que pudiera deslizarse por la chimenea ni salir al exterior.

La Policía Nacional ha confirmado que la presión de la chimenea pudo impedir el movimiento del joven, quien sólo pudo sacar al exterior una mano y el antebrazo.