Hasán El Haski, condenado por 11-M, se declara en huelga de hambre en Marruecos

  • Rabat, 9 mar (EFE).- El marroquí, Hasan El Haski, condenado en España por el 11-M y sentenciado en Marruecos a 10 años de prisión, también por terrorismo, se ha declarado en huelga de hambre, informó hoy a EFE su abogado, Jalil Idrisi.

Hasán El Haski, condenado por 11-M, se declara en huelga de hambre en Marruecos

Hasán El Haski, condenado por 11-M, se declara en huelga de hambre en Marruecos

Rabat, 9 mar (EFE).- El marroquí, Hasan El Haski, condenado en España por el 11-M y sentenciado en Marruecos a 10 años de prisión, también por terrorismo, se ha declarado en huelga de hambre, informó hoy a EFE su abogado, Jalil Idrisi.

Según el abogado, El Haski inició esta huelga el pasado jueves, para denunciar lo que calificó de "juicio amañado" en el Tribunal de Apelación de Salé, junto a Rabat, que le impuso la condena a 10 años el pasado 2 de marzo después de que hubiese sido absuelto en primera instancia.

El Haski, añadió Idrissi, considera que la Justicia marroquí "ha sido víctima de presiones", sin ofrecer más detalles sobre esta constatación.

"El Haski, que ha presentado un recurso de casación ante el Tribunal Supremo, proseguirá su huelga de hambre indefinida, hasta que la Justicia revise su juicio de manera imparcial", indicó el abogado.

Jalil Idrisi dijo que "en la vista del Tribunal de Apelación no hubo ningún debate, el juez preguntó al acusado, el fiscal no intervino, y en cinco minutos se dictó la sentencia".

El letrado recordó que "si en el juicio en primera instancia se absolvió a El Haski, es porque no había ninguna prueba sobre su implicación en un grupo terrorista en Marruecos".

El preso, entregado durante seis meses por España para ser juzgado en Marruecos, fue hallado culpable de implicación en el llamado Grupo Combatiente Islámico Marroquí (GICM), sobre el que recae la autoría de los atentados de mayo de 2003 en Casablanca, que causaron 45 muertos, entre ellos tres españoles.

El hombre, para quien la Fiscalía había pedido una pena de 16 años de cárcel, fue condenado por "asociación de malhechores para preparar y cometer actos terroristas dentro de un proyecto colectivo para atentar contra el orden público por medio del miedo, el terror y la violencia".

La sentencia dictada contra El Haski supone que éste será extraditado a Marruecos una vez haya cumplido los 14 años a los que fue condenado en España por su participación en el 11-M.

Sin embargo, El Haski quiere evitar a toda costa regresar a las cárceles españolas, y así lo hizo constar Idrisi al presentar una petición oficial ante la Justicia marroquí para que su cliente se quede en una prisión en Marruecos.

En las últimas semanas, El Haski ha emprendido una campaña pública desde la cárcel en la que ha acusado a la Policía española de haberle torturado e insultado cuando fue detenido por su conexión con el 11-M.