Investigan si compraventa de un bebé en Valladolid responde a una organización

  • Valladolid, 3 abr (EFE).- Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad investigan si la venta de un bebé por 2.000 euros, suceso por el que han sido detenidas tres personas en Nava del Rey (Valladolid), corresponde a una organización que pudiera actuar en otros casos similares.

Investigan si compraventa de un bebé en Valladolid responde a una organización

Investigan si compraventa de un bebé en Valladolid responde a una organización

Valladolid, 3 abr (EFE).- Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad investigan si la venta de un bebé por 2.000 euros, suceso por el que han sido detenidas tres personas en Nava del Rey (Valladolid), corresponde a una organización que pudiera actuar en otros casos similares.

Así lo ha manifestado hoy el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, al ser preguntado en rueda de prensa acerca del arresto ayer de tres personas de nacionalidad rumana como supuestas responsables de la compraventa de un pequeño de apenas diez meses.

"Si esa venta de un bebé está vinculada a la mendicidad, es posible pensar que efectivamente" sea una actuación organizada, ha precisado Alejo.

Esa forma de actuar "parece" que puede responder no a hechos aislados, sino a hechos que pueden ser organizados, una cuestión que están investigando los Cuerpos de Seguridad.

El bebé que supuestamente fue vendido se encuentra en buen estado de salud y su cuidado pasará a ser responsabilidad de los Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León, según explicaron ayer fuentes de la Subdelegación del Gobierno cuando se conoció el suceso.

La madre biológica del niño, una de las personas detenidas, permanece ingresada en el Hospital Clínico de Valladolid porque ha dado a luz a otro niño de forma prematura.

Al parecer, el matrimonio que pagó la cantidad económica, también arrestado, tenía la intención de dedicar al pequeño a la mendicidad.

La investigación se inició a raíz de que personas de nacionalidad rumana residentes en Nava del Rey, una localidad que dista unos cincuenta kilómetros de Valladolid capital, alertasen al Cuerpo Nacional de Policía sobre la presunta venta de un bebé de pocos meses a otro matrimonio rumano.