La canadiense secuestrada en Darfur confía en su pronta liberación

  • Jartum, 14 abr (EFE).- Una cooperante canadiense que está secuestrada en la región sudanesa de Darfur, junto con una compañera francesa, asegura que ha recibido buen trato de sus captores y confía en su pronta liberación, según dijo telefónicamente a Efe.

La canadiense secuestrada en Darfur confía en su pronta liberación

La canadiense secuestrada en Darfur confía en su pronta liberación

Jartum, 14 abr (EFE).- Una cooperante canadiense que está secuestrada en la región sudanesa de Darfur, junto con una compañera francesa, asegura que ha recibido buen trato de sus captores y confía en su pronta liberación, según dijo telefónicamente a Efe.

"Esperamos ser liberadas lo más pronto posible para regresar junto a nuestras familias", afirmó la canadiense Stephanie Jodoin, que fue apresada el pasado 4 de abril junto a la francesa Claire Dubois, ambas de la organización Ayuda Médica Internacional.

"Mi compañera y yo estamos bien de salud. Hemos recibido buen trato de los secuestradores y disponemos de suficiente comida y agua", agregó la cooperante, con voz quebrada, en el contacto telefónico que mantuvo con Efe, facilitado por los secuestradores.

Los miembros de la banda dicen pertenecer a un grupo identificado como "Halcones Libres de África". Capturaron a las dos cooperantes en su oficina de la ciudad de Nyala, en el sur de la región de Darfur y a unos 100 kilómetros de la frontera con Chad.

A cambio de liberarlas, la banda está pidiendo que se juzgue en Sudán a los responsables de la organización francesa Arca de Zoé, involucrada en un intento frustrado de traslado a Francia, desde el Chad, de un centenar de niños procedentes de Darfur, en el 2007.

Los responsables de esa operación, seis franceses, fueron juzgados y sentenciados en Chad a trabajos forzados, aunque después se permitió su traslado a Francia para que cumplieran allí su condena.

Uno de los integrantes del grupo de secuestradores, en el mismo contacto telefónico, se quejó de que las autoridades de Sudán les han amenazado con bombardear el área donde se sospecha se encuentran captores y cautivas.

"Las dos chicas serán las primeras víctimas de cualquier medida de fuerza", dijo el secuestrador, que evitó identificarse.

Añadió que las autoridades sudanesas han amenazado con recurrir a la fuerza si las rehenes no son puestas en libertad en las próximas 72 horas.

El miembro de la banda lamentó también el "silencio local e internacional" con el que estuvo rodeado el caso del Arca de Zoé, a cuyos integrantes calificó de "criminales" y los acusó de intentar "esclavizar a los niños de Darfur"·

Se trata del segundo secuestro de cooperantes en los últimos dos meses. El pasado 11 de marzo cuatro integrantes de la organización Médicos Sin Fronteras fueron capturados en Darfur, pero quedaron libres cuatro días después sanos y salvos.