La comunidad judía agradece al gobierno venezolano el interés en el caso de la sinagoga

  • Caracas, 12 feb (EFE).- El presidente de la Asociación Israelita de Venezuela (AIV), Elías Farache, expresó hoy la satisfacción de la comunidad judía por la forma en que el gobierno del presidente Hugo Chávez encaró la profanación de la principal sinagoga de Caracas.

Caracas, 12 feb (EFE).- El presidente de la Asociación Israelita de Venezuela (AIV), Elías Farache, expresó hoy la satisfacción de la comunidad judía por la forma en que el gobierno del presidente Hugo Chávez encaró la profanación de la principal sinagoga de Caracas.

Farache expuso la posición de la AIV en un acto público celebrado en la sinagoga atacada, al que asistió el ministro de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro, y el director de la policía judicial, Wilmer Flores.

"Agradecemos al presidente Hugo Chávez, al canciller, al director de la policía y a la Fiscalía el interés y la diligencia demostradas para aprehender a los autores materiales de la profanación de nuestro templo", dijo Farache.

El pasado 31 de enero un grupo de 15 personas penetró en el mayor templo judío de Caracas, profanó objetos propios del culto y realizó pintadas con lemas contra Israel.

La policía detuvo al grupo asaltante y determinó que su jefe era un ex policía que durante cuatro años fue escolta del rabino principal de la sinagoga.

La policía sostiene que, en principio, el móvil del asalto fue el robo, pero señaló que la investigación no está cerrada a otra posible hipótesis.

Farache tampoco descartó que la investigación policial "arroje nuevas luces sobre la autoría material e intelectual" del asalto, que contó con la complicidad de uno de los vigilantes del templo.

Maduro, por su parte, expresó que había acudido al recinto de la comunidad judía para "compartir" con sus directivos y para reiterar que desde el primer momento el gobierno se dedicó a "buscar la verdad".

"La orden del presidente Chávez fue la de buscar la verdad por encima de las manipulaciones que se intentaron", manifestó Maduro.

El canciller fue también enfático en deslindar lo que significa la vida ordinaria de la comunidad judía venezolana con la política del gobierno respecto al Estado de Israel.

Maduro dijo que los judíos, como los católicos o los islámicos, pueden tener sus propias ideas respecto a los acontecimientos políticos del mundo, lo cual, sostuvo, es independiente de que puedan practicar su credo con libertad, tal como se lo garantiza la Constitución.

El canciller reiteró que una cosa es la política exterior del país y otra el respeto a la libertad y práctica de cultos.

En ese sentido destacó que "el movimiento bolivariano, el presidente Chávez, condenan cualquier manifestación de antijudaismo o antisemitismo".

Venezuela rompió relaciones con Israel tras los ataques de enero a la franja palestina de Gaza en los que murieron más de 1.000 personas, muchas de ellas niños mujeres y ancianos

Israel respondió expulsando a los dos funcionarios que representaban los intereses venezolanos en ese país y en Palestina.