La Delegación abre expediente al grupo que convocó una manifestación el sábado

  • Madrid, 31 mar (EFE).- La Delegación del Gobierno en Madrid ha abierto un expediente sancionador al Movimiento Patriota Socialista (MPS) por no cumplir con el recorrido que se estableció para la manifestación que celebró el pasado sábado, ya que no hizo caso del cambio que se ordenó y comenzó en Vallecas, lo que dio pie a incidentes.

Madrid, 31 mar (EFE).- La Delegación del Gobierno en Madrid ha abierto un expediente sancionador al Movimiento Patriota Socialista (MPS) por no cumplir con el recorrido que se estableció para la manifestación que celebró el pasado sábado, ya que no hizo caso del cambio que se ordenó y comenzó en Vallecas, lo que dio pie a incidentes.

La delegada del Gobierno, Soledad Mestre, ha anunciado hoy, durante una rueda de prensa sobre criminalidad, que esta mañana ha abierto un expediente sancionador a MPS, que según ha destacado es un partido político, por incumplir la resolución de la Delegación en la que se le ordenaba cambiar el recorrido de la manifestación, lo que puede conllevar una sanción de hasta 6.000 euros.

Ha detallado que en la comunicación a la Delegación de la manifestación, preceptiva para que pueda celebrase, "no había el más mínimo sesgo xenófobo, racista o violento", por lo que se autorizó, conforme indica la Ley, aunque se ordenó cambiar el recorrido y, en lugar de comenzar en el Puente de Vallecas, se ordenó que empezase en la avenida Ciudad de Barcelona a la altura del metro de Pacífico.

"Movimiento Patriota Socialista hizo caso omiso de la resolución de la Delegación y se concentró un kilómetro más allá, cerca de Puente de Vallecas", ha destacado, y ha explicado que allí se había concentrado un grupo "del movimiento antisistema" que fue el que protagonizó los altercados que acabaron con 25 detenidos.

Mestre ha subrayado que la Policía "no realizó carga alguna", aunque los antisistema tiraban piedras y otros objetos y volcaron contenedores, y la "inteligencia y profesionalidad" de los agentes hizo que no hubiese más problemas y que los manifestantes fuesen reconducidos al punto de inicio oficial.

La delegada del Gobierno ha afirmado que "de ninguna manera" fue un error autorizar la manifestación, ya que tanto ésta como la que celebró unas horas antes el partido Alianza Nacional cumplían los requisitos establecidos en la ley.

En lo que se refiere a los miembros del movimiento antisistema, Mestre ha destacado que sancionarles será más complicado, pero por el momento 25 de ellos fueron detenidos y ayer el juez les dejó en libertad pero con cargos.

Mestre ha asegurado que la Delegación del Gobierno "no va a consentir que alguien, de la ideología que sea, considere que un barrio es suyo; no van a dividir la ciudad por ideología", y ha recordado que "todo el mundo, siempre que cumpla la ley, puede manifestarse donde quiera".