La familia de la mujer desaparecida en Gran Canaria está "a la espera" de autopsia aunque un pariente ha reconocido ropa

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 8 (EUROPA PRESS)

La familia de Juana Julia González Rodríguez, la vecina de Telde (Gran Canaria) que se encontraba en paradero desconocido desde el pasado 29 de marzo, se mantiene aún "a la espera" de conocer los resultados definitivos de la autopsia del cuerpo encontrado ayer en Sima de Jinámar para confirmar su identidad, según explicó un pariente a Europa Press.

En todo caso, precisó que un familiar no cercano fue el que en la noche de ayer, y en la misma zona donde fue hallado el cuerpo, dijo reconocer ropa de Juana. "Estamos casi seguros de que es ella, pero esperaremos a las pruebas policiales para confirmarlo", indicó la familiar de la mujer desaparecida.

Asimismo, la pariente de Juana Julia González manifestó que por ahora no tienen "más datos" y que están a la espera de que la Policía se ponga en contacto con ellos para asegurar si el cuerpo sin vida hallado ayer finalmente corresponde con la desaparecida.

Fuentes policiales aseguraron esta mañana a Europa Press que La Policía Nacional no confirmará la identidad del cuerpo hallado en la tarde de ayer en la Sima de Jinámar, dentro del término municipal de Telde hasta conocer los resultados de la autopsia.

El cuerpo sin vida fue rescatado minutos antes de las 22.00 horas y se encontraba en un estado muy desfigurado, por lo que habrá que esperar a la correspondiente autopsia para determinar si finalmente pertenece a Juana Julia González Rodríguez, la vecina de Telde que se encontraba en paradero desconocido desde el pasado 29 de marzo.

El cadáver fue localizado en la tarde de ayer en el interior de la Sima, un cono volcánico de unos 85 metros de profundidad, por efectivos de Protección Civil que participan en las tareas de búsqueda de la mujer, según explicó a Europa Press el concejal de Seguridad de Telde, Juan Martel.

Esta mujer, de 51 años y vecina del barrio Los Caserones, se encontraba en paradero desconocido desde que el pasado 29 de marzo se ausentó de su domicilio donde fue vista por última vez sobre las 11.30 horas.

Desde su desaparición, se estableció un dispositivo de búsqueda en los alrededores de la localidad, además de distribuir más de 3.000 carteles con su imagen en la zona. Asimismo, el Ayuntamiento de Telde ha puesto a disposición de la familia a un psicólogo adscrito a la Concejalía de Educación.