La Guardia civil registró dos locales de los "Ángeles del Infierno" en San Pedro

  • Murcia, 22 abr (EFE).- Más de medio centenar de agentes de la Guardia Civil participaron en la localidad de San Pedro del Pinatar en el registro de dos locales que presuntamente funcionaban como sedes de la banda de motoristas "Ángeles del Infierno", aunque no se practicó ninguna detención.

La Guardia civil registró dos locales de los "Ángeles del Infierno" en San Pedro

La Guardia civil registró dos locales de los "Ángeles del Infierno" en San Pedro

La Guardia civil registró dos locales de los "Ángeles del Infierno" en San Pedro

La Guardia civil registró dos locales de los "Ángeles del Infierno" en San Pedro

Murcia, 22 abr (EFE).- Más de medio centenar de agentes de la Guardia Civil participaron en la localidad de San Pedro del Pinatar en el registro de dos locales que presuntamente funcionaban como sedes de la banda de motoristas "Ángeles del Infierno", aunque no se practicó ninguna detención.

Fuentes de la Delegación del Gobierno informaron hoy de que los registros se produjeron ayer en el marco de la operación policial llevada a cabo a nivel nacional por la Guardia Civil y los Mossos d'Esquadra que se saldó con la detención de 22 personas por extorsión, coacciones, amenazas y tráfico de drogas y armas, y el registro de una treintena de pisos y locales en varias ciudades, entre ellas Barcelona.

En San Pedro del Pinatar, los agentes registraron la actual sede de la organización, conocida como "Club House" y otro local que había sido utilizado de forma provisional en los comienzos de la banda para su implantación en la Región.

En el registro los agentes incautaron 4.000 euros en efectivo, dos escopetas, cartuchería, una pistola detonadora y otras armas prohibidas como "nunchacos" con estiletes, "manguales" o "látigos de armas", puños americanos, puñales de doble filo, catanas, hachas y bates, así como documentación relacionada con la red.

Los agentes encontraron también abundante literatura y simbología nazi, así como textos y parafernalia unida a la extrema derecha.

En esta operación no se practicó ninguna detención ya que el grupo contaba apenas con un año de historia desde su asentamiento en la Región y se encontraba en proceso de captación de miembros, denominado dentro de la red como "prospect".

Los registros domiciliarios fueron presenciados por el presidente del grupo regional, denominado Capítulo, que era una persona de confianza de la organización a nivel nacional y a la cual se le había encomendado la creación de infraestructuras y la captación de futuros integrantes en la Región.

La Guardia Civil considera que con esta operación la estructura de la banda en Murcia ha sido totalmente desarticulada.