La justicia chilena investiga los pagos ilegales en la compra de tanques en 1998

  • Santiago de Chile, 5 may (EFE).- La justicia chilena solicitó hoy a la Fiscalía antecedentes sobre pagos de comisiones ilegales por la compra de tanques Leopard en 1998 a Holanda, en la que el fallecido dictador Augusto Pinochet habría recibido 1,6 millones de dólares por pago de coimas.

La justicia chilena investiga los pagos ilegales en la compra de tanques en 1998

La justicia chilena investiga los pagos ilegales en la compra de tanques en 1998

Santiago de Chile, 5 may (EFE).- La justicia chilena solicitó hoy a la Fiscalía antecedentes sobre pagos de comisiones ilegales por la compra de tanques Leopard en 1998 a Holanda, en la que el fallecido dictador Augusto Pinochet habría recibido 1,6 millones de dólares por pago de coimas.

"Hay antecedentes sobre una operación mercantil respecto a los tanques Leopard -casi 400-, que compró el Estado de Chile, por la que hay dos imputados", informó este martes el juez Manuel Antonio Valderrama a radio Cooperativa.

Valderrama, que investiga también el caso Riggs, relacionado con la fraudulenta fortuna de Pinochet (1973-1990), hacía alusión al otro acusado Óscar Aitken, albacea del ex dictador, que también recibió la misma cantidad.

Los datos recopilados por la Fiscalía y la Brigada Investigadora de Lavados de Activos de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI), indicaron que el entonces comandante en jefe del Ejército chileno recibió un millón 600 mil dólares por pago de coimas.

Estos montos habrían sido pagados en 2005, un año después que se iniciara la investigación sobre el origen de la fortuna del fallecido dictador y sus cuentas secretas en bancos extranjeros.

El ministro de defensa de Chile, Francisco Vidal, se refirió al posible pago de coimas y aseguró que "si la justicia determina que hay dos, tres, cuatro o cinco sinvergüenzas, eso jamás lo deben confundir con los 40 mil hombres y mujeres que visten el uniforme del Ejército de Chile".

Manuel Antonio Valderrama fue el juez a cargo del llamado "caso Riggs", investigación que buscó determinar el origen de más de 26 millones de dólares que Pinochet mantenía en cuentas secretas en ese banco en EE.UU. y otras entidades financieras del exterior, de los cuales unos 20 millones aparecen sin justificación legal.