La línea 6 de Metro se renueva actualmente tras las críticas recibidas por las incidencias

  • Madrid, 12 may (EFE).- La línea 6 de Metro, en la que esta mañana ha descarrilado un tren, está siendo renovada totalmente durante la actual legislatura para mejorar el servicio a los usuarios y garantizar su seguridad, tras las numerosas incidencias que ha sufrido, que han conllevado críticas de partidos y sindicatos.

Madrid, 12 may (EFE).- La línea 6 de Metro, en la que esta mañana ha descarrilado un tren, está siendo renovada totalmente durante la actual legislatura para mejorar el servicio a los usuarios y garantizar su seguridad, tras las numerosas incidencias que ha sufrido, que han conllevado críticas de partidos y sindicatos.

La línea 6 tiene 27 estaciones sobre un trayecto de 25 kilómetros y mueve más de 170 millones de personas al año, de los 700 millones de pasajeros anuales que utilizan el Metro de Madrid.

Durante la presente legislatura regional (2007-2011) se está llevando a cabo una remodelación integral para mejorar esta línea y conseguir que sea la más avanzada de la red madrileña mediante, entre otras medidas, un cambio en sus trenes y la instalación de un nuevo sistema de alumbrado y señalización y de una nueva catenaria.

Los partidos políticos de la oposición y los sindicatos han criticado en numerosas ocasiones la situación de la línea 6, debido a los numerosos incidentes y retrasos registrados en la misma.

El accidente que se ha producido hoy en la estación de Metro Moncloa es el primero que se produce en el suburbano madrileño desde noviembre de 2007.

La relación cronológica de los principales accidentes de Metro ocurridos en Madrid desde 1975, en los que no se ha producido ningún muerto, es la siguiente:

El 18 de octubre de 1976, 36 personas resultaron heridas de diversa consideración tras el choque de dos trenes entre las estaciones de Serrano y Colón.

El 5 de mayo de 1978 más de 100 heridos fue el balance del accidente ocurrido en la estación de Avenida de América, debido al choque de un convoy con el pretil de la estación.

Tres días después al menos 152 personas resultan heridas, de ellas dos muy graves, en un nuevo accidente en el Metro de Madrid, entre las estaciones de Tirso de Molina y Sol, como consecuencia de la colisión por alcance de dos convoyes.

El 14 de febrero de 1980 más de 100 personas resultaron heridas a causa de un choque de trenes en el suburbano de Madrid, entre las estaciones de Batán y Lago.

El 12 de diciembre de 1983, cerca de 90 personas resultaron heridas, siete de ellas graves, al chocar dos convoyes del Metro de Madrid en la estación de Menéndez Pelayo.

El 2 de marzo de 1990, un incendio en dos vagones del metro de la estación de Cruz del Rayo, a causa de la caída sobre el convoy de cables de suministro eléctrico, provocó heridas a más de 15 personas.

El 5 de diciembre de 1996 cinco personas resultaron heridas leves al descarrilar el último vagón de un convoy al entrar en la estación de Campamento, a causa de una viga de hierro que había caído a las vías.

El 8 de marzo de 2007 doce personas sufrieron heridas leves en un accidente cerca de la estación de Carabanchel, en la línea 5, al desprenderse un motor de un coche que provocó que el tren descarrilara eje.

El 16 de marzo de 2007 tres viajeros de un tren de la línea 7 del metro de Madrid sufrieron contusiones leves después de que un pasajero tirara de la alarma para detener el tren tras advertir un golpe, que fue causado por problemas en una rueda.

El 9 de noviembre de 2007 veinte personas resultan heridas leves cuando se encontraban en un convoy parado en la estación de Sol, que fue alcanzado por detrás por otro convoy, que circulaba sin pasajeros, después de que su conductor se saltara un semáforo en rojo al salir de la estación de Tirso de Molina.