La madre del niño supuestamente abandonado pide a la Junta que se lo devuelva

  • Córdoba, 20 may (EFE).- La madre del niño que está ingresado de manera cautelar en un centro de menores de la Junta de Andalucía después de que al parecer hubiese sido abandonado hace más de dos semanas en el domicilio familiar, se ha presentado hoy para reclamar a la administración autonómica que le devuelvan a su hijo.

La madre del niño supuestamente abandonado pide a la Junta que se lo devuelva

La madre del niño supuestamente abandonado pide a la Junta que se lo devuelva

Córdoba, 20 may (EFE).- La madre del niño que está ingresado de manera cautelar en un centro de menores de la Junta de Andalucía después de que al parecer hubiese sido abandonado hace más de dos semanas en el domicilio familiar, se ha presentado hoy para reclamar a la administración autonómica que le devuelvan a su hijo.

La madre, Latifa El Barrahi, de nacionalidad marroquí y 35 años, ha explicado a los periodistas que ha intentando sin éxito localizar a su hijo en el centro donde la Junta le ha dicho que está ingresado.

Justo después de salir de las dependencias de la Junta de Andalucía, la mujer ha señalado que regresó a Córdoba cuando una amiga la avisó "del lío que se había montado y de que el niño no estaba en el piso" con un amigo a cuyo cargo dice haberlo dejado estos días.

Latifa ha añadido que se marchó hace dos semanas a Marruecos, donde había ido para ultimar asuntos relacionados con la peluquería que ha abierto en la ciudad de Kenitra.

Ha resaltado también que "no dejé a mi hijo abandonado" porque "si hubiera querido abandonarlo también hubiera abandonado a mi otro hijo y, sin embargo, me lo llevé conmigo a Marruecos".

"Lo que ocurrió", según la mujer, es que su hijo de 6 años "se quedó en Córdoba porque no quería venirse".

Latifa ha insistido en que dejó al menor a cargo de su compañero de piso, una persona "mayor y responsable que, por lo visto, no lo ha sido tanto".

La mujer, quien ha indicado que en el piso vivía además otro hombre de nacionalidad marroquí, ha recalcado que no sabe por qué la policía se ha llevado a su hijo, que tampoco sabe dónde está, y que se ha dirigido a la Junta de Andalucía para informarles que: "no he dejado a mi hijo abandonado".

Latifa ha hecho hincapié en que "nunca" ha dejado a sus hijos solos y que lo que quiere es que el niño vuelva con ella ya que: "me moriría" si perdiera la tutela de uno de sus hijos.

Respecto al hecho de que la Junta ya le retirara la tutela de sus hijos en 2004 -aunque una sentencia posterior se la devolvió-, la madre ha explicado que fue "el sinvergüenza de su padre" el que un día entregó al niño en Asuntos Sociales porque "quería vivir solo", "sin respetar" sus derecho como madre".

Asimismo, ha indicado que no sabe por qué su compañero de piso no ha cumplido el compromiso de cuidar al menor cuando "yo le daba de comer gratuitamente, le compraba hasta el tabaco".

Por su lado, el dueño del bar Tiburón, Antonio Martínez, ha explicado a los periodistas que cuidó al niño durante cinco días por las tardes y una vez que el compañero de piso de Latifa se marchó fuera de la ciudad lo acogió en su casa diez días más.

Martínez ha afirmado que Latifa "quiere a sus hijos" pero que al tener una cultura distinta no le dio tanta importancia a que el niño se quedase en Córdoba con un amigo.

"De hecho", ha añadido, "si no se llega a enterar de la que había montada, se hubiese quedado más tiempo en Marruecos".

Asimismo, el hostelero ha recalcado que el niño "estaba mejor cuidado que en su casa, estaba muy contento" ya que "comía y bebía todo lo que quería".

La esposa de Antonio, Meli ha negado que el niño estuviera abandonado porque durante estas dos semanas el pequeño "ha tenido comida, ropa limpia y ha estado cuidado como un hijo más" mientras que su "padre no se quiso hacer cargo y Latifa no cogía el teléfono".