Las FARC liberan al último rehén extranjero que tenían en su poder en el norte de Colombia

Las FARC liberan al último rehén extranjero que tenían en su poder en el norte de Colombia

Las FARC liberan al último rehén extranjero que tenían en su poder en el norte de Colombia

BOGOTÁ, 18 (EUROPA PRESS) Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) liberaron ayer al ciudadano sueco Erik Roland Larssonn, en una zona selvática del departamento de Córdoba (norte de Colombia). Roland era el único ciudadano extranjero en poder de la guerrilla. Las FARC exigieron inicialmente por su liberación cinco millones de dólares (3,8 millones de euros) sin embargo, las autoridades intermediaron con los guerrilleros para alcanzar un acuerdo. Por expreso deseo de la Embajada de Suecia y de sus mismos familiares, el ciudadano no tiene previsto hacer declaraciones a los medios de comunicación. Según informaciones de los medios locales recogidas por Europa Press, Larson se encuentra en observación dado sus delicadas condiciones de salud y está en compañía de sus familiares y representantes del Gobierno de su país. El recién liberado, de 69 años de edad, fue secuestrado el pasado 16 de mayo de 2007 junto a su mujer, Diana Peña Algarín, cuando fueron sacados de su finca ubicada en el mismo departamento donde fue liberado. Ese día, la pareja fue llevada a la selva, sin embargo, Peña aprovechó un descuido de los guerrilleros y se tiró de la camioneta que los transportaba hacia un despeñadero, por el que huyó. Antes de la madrugada llegó a la casa de una familia campesina y pidió ayuda. Ronald Larsson es ingeniero forestal y tenía 68 años de edad al momento de su secuestro. Llegó a Colombia dentro de la 'legión' de extranjeros contratados para la construcción de la hidroeléctrica de Urrá, en Córdoba. Durante los últimos meses, la Embajada de Suecia en Colombia intensificó la campaña en busca de la liberación de Larson, calificado por esta oficina como "el único ciudadano sueco secuestrado en el mundo". En el año 1994, dos de sus compatriotas, que también trabajaban en el proyecto, fueron secuestrados. Las autoridades se lo atribuyeron en su momento a las FARC, aunque los suecos fueron liberados en la región del Urabá antioqueño.