Los padres de Madeleine demandarán a un ex policía luso por difamación

  • Londres, 16 may (EFE).- Los padres de la niña británica Madeleine McCann, desaparecida el 3 de mayo de 2007 sin dejar rastro en Portugal, anunciaron hoy que demandarán al ex inspector de policía portugués Goncalo Amaral por difamación.

Los padres de Madeleine demandarán a un ex policía luso por difamación

Los padres de Madeleine demandarán a un ex policía luso por difamación

Londres, 16 may (EFE).- Los padres de la niña británica Madeleine McCann, desaparecida el 3 de mayo de 2007 sin dejar rastro en Portugal, anunciaron hoy que demandarán al ex inspector de policía portugués Goncalo Amaral por difamación.

En un comunicado emitido en el Reino Unido, Gerry y Kate McCann acusan a Amaral, que dirigió las investigaciones sobre la pérdida de Madeleine hasta que fue apartado del caso en octubre de 2007, de hacer comentarios "infundados y muy difamatorios".

Los McCann quieren impedir que se sigan difundiendo extractos del libro "Maddie, la verdad de la mentira", publicado el pasado año y en el que Amaral responsabiliza a los padres de la muerte de la pequeña, que estaba punto de cumplir 4 años cuando desapareció.

"La principal razón de nuestra acción judicial es sencilla: frenar cualquier efecto negativo que esas absurdas y muy hirientes alegaciones pueden estar teniendo en la continua búsqueda de Madeleine", afirma el matrimonio de médicos británicos.

"Ya no podemos echarnos atrás y mirar, mientras el señor Amaral intenta convencer a todo el mundo de que Madeleine está muerta", subrayan los padres, al agregar que las declaraciones del ex policía les han causado una "devastación indescriptible" que se suma al "inmenso dolor y ansiedad" que soportan desde la pérdida de su hija.

Dos años después del suceso, la desaparición de Madeleine McCann del apartamento que sus padres alquilaron en Praia de la Luz (Algarve portugués), continúa siendo un misterio pese a las muchas investigaciones y dinero empleados en su búsqueda.

En un caso que causó gran furor mediático, los padres, que tienen otros dos hijos pequeños que acompañaban a Madeleine la noche de su desaparición, llegaron a ser declarados sospechosos formales en el caso.

Los McCann fueron exonerados de esas sospechas cuando la Justicia lusa cerró el sumario del caso el 21 de julio de 2008 y rechazó, por falta de pruebas, los argumentos de la Policía, que apuntaban a una muerte accidental de la menor y la ocultación de su cadáver por parte de los padres.

Dos días después de que las autoridades lusas dieran carpetazo al caso, Goncalo Amaral publicó el libro en el que ratificó sus acusaciones contra los padres y detalló las pruebas e indicios que había recopilado en su contra.

El pasado 1 de mayo, los McCann, que no cesan en su empeño de encontrar a la pequeña, publicaron la proyección de un experto, que se ha imaginado qué aspecto tendrá hoy su hija si sigue viva.

El matrimonio de médicos encargó a un experto del Centro Nacional para Niños Explotados y Desaparecidos de EEUU que crease una imagen de la apariencia que tendría hoy Madeleine para difundirla en el popular programa de televisión estadounidense de Oprah Winfrey.