Los talibán liberan a un funcionario secuestrado en Swat a cambio de insurgentes

  • Islamabad, 23 feb (EFE).- Los talibanes paquistaníes han liberado a un funcionario administrativo a cargo del valle norteño de Swat que habían secuestrado este domingo durante unas horas a cambio de tres insurgentes, pero han instado al Gobierno a respetar el acuerdo de paz, informó hoy a Efe un portavoz de los talibanes locales.

Islamabad, 23 feb (EFE).- Los talibanes paquistaníes han liberado a un funcionario administrativo a cargo del valle norteño de Swat que habían secuestrado este domingo durante unas horas a cambio de tres insurgentes, pero han instado al Gobierno a respetar el acuerdo de paz, informó hoy a Efe un portavoz de los talibanes locales.

"Liberamos anoche, en torno a las 23.30 (18.30 GMT) a Khushal Khan. Lo habíamos secuestrado porque el Gobierno no está respetando el proceso de paz en Swat y nos está atacando. Tienen que ver de lo que somos capaces", dijo el portavoz, Muslim Khan.

Según Khan, tres talibanes fueron arrestados ayer y otro perdió la vida en una redada de las fuerzas de seguridad paquistaníes en la ciudad de Pesháwar, capital de la conflictiva Provincia de la Frontera del Noroeste (NWFP), donde está también el valle de Swat.

Los insurgentes tomaron ayer en represalia como rehén a Khusal Khan, nuevo Oficial de Coordinación del Distrito de Swat, cuando iba de camino junto a sus seis escoltas a la ciudad de Saidu Sharif para incorporarse a su trabajo.

Las autoridades paquistaníes firmaron la semana pasada un acuerdo con un grupo islamista para implantar un sistema de justicia basado en la "sharía" o ley islámica en la demarcación de Malakand, que incluye el valle de Swat.

El acuerdo, que entrará en vigor sólo cuando el valle se haya pacificado, ha dado pie a negociaciones de paz entre el Gobierno y los talibanes con la mediación del grupo islamista TNSM, artífice del pacto.

Para apoyar las negociaciones tanto los talibanes como el Ejército han declarado una tregua en el valle, que desde 2007 ha experimentado un severo deterioro de la seguridad.

La ola de violencia ha causado la muerte de unos 1.200 civiles y el éxodo de miles de ciudadanos.

Los insurgentes, que controlan amplias zonas en Swat, han destruido además en los últimos meses casi dos centenares de escuelas, la mayoría femeninas, lo que condujo el mes pasado a las autoridades a ordenar el cierre temporal de todos los centros educativos.

Según el canal privado "Geo TV", la mayoría de las escuelas han reabierto hoy sus puertas en el marco del proceso de paz, aunque se han dispuesto fuertes medidas de seguridad en los alrededores de los centros.

"Queremos la paz en Swat y queremos que las escuelas reabran porque la educación es muy importante. Pero el Gobierno también tiene que respetarnos a nosotros, respetar el Islam", expuso Muslim Khan.